Comenzaron los trabajos de perforación y sondeo en el Parque Amestoy

Ayer miércoles comenzaron las obras de perforación del subsuelo del Parque Amestoy, con el fin de analizar las condiciones del terreno con vistas a la construcción del párking subterráneo previsto, del que dio cumplida cuenta el consejero de Obras Públicas y Vivienda del Gobierno de Cantabria, José María Mazón, en su reciente visita a la ciudad con motivo de comprobar la marcha de las obras del entorno de la dársena, nuevo muelle de atraque y el frontal de la nueva Lonja de la Cofradía de Pescadores, así como los nuevos accesos al Solario del Muelle Don Luis.
Una obra que, según José María Mazón, “saldrá a pública subasta a finales de este año o comienzos de 2007, con un presupuesto máximo de contrato de 13.991.791,09 euros, siendo el plazo de ejecución del proyecto de 2 meses y de 18 la realización de la obra”.

Destacó los objetivos que se persiguen y que pasan por “crear plazas de aparcamiento en una zona deficitaria; corregir el deterioro actual del Parque Amestoy y recuperar su superficie como zona peatonal y de esparcimiento y reordenar la circulación rodada en la zona”. En cuanto a la descripción de la solución adoptada tiene las siguientes caracter ísticas: “se crea un aparcamiento subterráneo con un total de 900 plazas en dos plantas bajo la rasante, de las que 450 se destinan a uso público y otras 450 a residentes. Se soterra la Avenida de la Constitución, desde la dársena vieja del puerto hasta la altura del Club Náutico; se urbaniza superficialmente todo el espacio ocupado actualmente por el Parque Amestoy y la Avenida de la Constitución, dejando accesos restringidos para carga y descarga de establecimientos de la zona, urgencias y tráfico portuario ”.

“La estructura del aparcamiento la constituye un muro-pantalla perimetral, losa continua de hormigón armado en el fondo sobre la que se cimentan los pilares y forjados de casetones recuperables; las plazas de aparcamiento tienen unas dimensiones mínimas de 2,50 por 5,00 metros, en cualquiera de sus puntos; se destinan cuatro plazas en cada planta para usuarios con movilidad reducida de unas dimensiones de cuatro por cinco metros; los viales de circulación interiores del aparcamiento tienen una anchura de seis metros, quedando retranqueados los pilares un metros en cada lateral, lo que permite una mejor maniobrabilidad a la hora del acceso de salida de las plazas de aparcamiento. La altura libre en las zonas de aparcamiento es de 2,15 metros y las pendientes de las rampas de acceso son inferiores al 12%; los radios mínimos de giro son de 12 metros en las zonas de circulación de vehículos pesados y de 5,5 metros en las zonas de circulación de turismos; el vial que se soterra se dota de dos carriles de 3,50 metros y arcenes laterales de 0,50 metros; el gálibo mínimo es de 4,50 metros, que permite la circulación de camiones y vehículos articulados de cualquier tonelaje, de forma que se garantiza el acceso sin restricciones a la zona portuaria”.

Como estas obras podrían comenzar hacia marzo-abril de 2007, con lo que cabría la posibilidad de que fueran dos veranos los afectados por las mismas, el alcalde solicitó a Mazón, la “posibilidad de que se atrasara su comienzo a septiembre-octubre de ese mismo año”, a lo que el consejero respondió que “en caso de verdadera necesidad no habría inconveniente alguno en adaptarse a las circunstancias que puedan surgir”.


Extraído de: eldiarioalerta.com

También podría interesarte... (adsense)

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver