x

¿QUÉ PEDIMOS HOY?

Haz clic para ver restaurantes con comida a domicilio y para llevar en Castro Urdiales


#CERRAR ANUNCIO

Aplazan el derribo de un polideportivo de Castro hasta que se edifique uno nuevo

Definitivamente, los más de 3.000 usuarios del polideportivo Peru Zaballa, en Castro Urdiales, tendrán que despedirse de la instalación. La concesión del Ministerio de Medio Ambiente para edificar el equipamiento en zona de dominio público marítimo-terrestre caduca el próximo mes de noviembre y, de acuerdo a la Ley de Costas, la instalación tendrá que ser demolida, como ya anunció hace dos semanas la delegación del Gobierno en Cantabria.
No obstante, la desaparición del Peru Zaballa, donde se encuentran las únicas piscinas municipales de la localidad, no se hará efectiva inmediatamente. La semana pasada, el alcalde de Castro, Fernando Muguruza, se reunió en Madrid con responsables de Medio Ambiente. En el encuentro, el subdirector general de Gestión Integrada del Dominio Público Marítimo-Terrestre, Ángel Múñoz, confirmó al máximo edil castreño que el polideportivo no será derribado hasta que el Consistorio haya construido uno nuevo.

«Pospondremos la demolición mientras el Ayuntamiento da los pasos necesarios en busca de una alternativa para construir la instalación en otro lugar», manifestó un portavoz del Gobierno. La posición del ministerio «es clara en el sentido de derribar la instalación, dando la opción a los responsables locales de encontrar una alternativa para no perjudicar a los ciudadanos de Castro», añaden las mismas fuentes.

Para que esta promesa se materialice, la Administración local debe presentar un recurso en los próximos dos meses. Fernando Muguruza recibió con satisfacción la noticia y ya ha adelantado que el equipo de gobierno que encabeza «se ha puesto manos a la obra para encontrar unos terrenos lo suficientemente amplios como para acoger el nuevo equipamiento». De hecho, ya se baraja la posibilidad de situar la infraestructura en el entorno de Pando (Sámano).

«No hay nada hecho»

«Allí hay una zona de 70.000 metros cuadrados donde se podría edificar una pequeña ciudad deportiva. Pero aún no hay nada hecho», detalló Muguruza, que sigue sin estar «conforme con que se eche abajo el Peru Zaballa. La idea de Medio Ambiente es recuperar esa zona. Pero ecológicamente eso es imposible porque para ello habría que desmantelar la playa de Ostende, una parte del paseo, la entrada a los garajes de las viviendas cercanas y el vial de acceso. Y el ministerio no ha dicho nada de eso», argumenta. A su juicio, «si el Gobierno central actúa en el polideportivo, por honestidad también debería hacerlo en el resto de elementos».

La construcción del Peru Zaballa fue posible gracias a una concesión por treinta años aprobada en 1976. En 2004, la dirección de Costas envió un escrito al Ayuntamiento de Castro en el que ya alertaba del final de permiso y advertía a los responsable locales de que, si no la solicitaban, no había prórroga. No obstante, a aquel documento «no se le dio la importancia debida» -ha reconocido el propio Muguruza- y el plazo expiró. Pese al error, parece claro que nada hubiese salvado al emblemático polideportivo, ya que «la intención del Ministerio es no renovar ninguna concesión de este tipo», concluye el alcalde.

Extraído de: elcorreodigital.com

También podría interesarte... (mgid)

También podría interesarte... (adsense)

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver