Print this page

Descubre todas las ventajas del renting

La modalidad de renting se ha convertido en una de las mejores opciones disponibles para tener un vehículo. Es asequible y en el precio que se paga mensualmente se incluyen todos los gastos, incluso el mantenimiento. De ahí que sea una alternativa que cada día suma más y más adeptos.

El renting es un tipo de alquiler de vehículos a largo plazo por el medio del cual se paga una cuota fija mensual, la cual incluye, además del derecho a uso, los costes de mantenimiento del vehículo, incluso algunas reparaciones. Es una opción ampliamente utilizada por autónomos y empresas, aunque cada día más particulares también la adoptan por las comodidades que supone y la posibilidad de tener acceso a un vehículo rápidamente. 

Principales ventajas del renting

El renting continúa posicionándose como una excelente alternativa para disponer de un vehículo nuevo y en excelentes condiciones para nuestro día a día y dentro de esta modalidad de alquiler, el renting eléctrico es una gran opción en medio de los múltiples cambios de legislaciones que buscan impulsar el cambio de los motores de diesel por los eléctricos. 

Tener a disposición un vehículo nuevo o casi nuevo, en perfectas condiciones y que no sea contaminante de forma rápida, es una de las grandes ventajas de esta modalidad de alquiler. 

  • Facilidad: una gran ventaja del renting es que la empresa dueña de los vehículos se encarga de todos los trámites necesarios y demás gastos. Tú solo debes pagar el importe acordado mensualmente y listo. 

  • No es necesario dar una inicial: como se trata de una modalidad de alquiler a largo plazo, no es necesario que pagues ninguna inicial. Solo el importe fijo que corresponde a cada mes.

  • Accesibilidad: otro punto a favor de esta modalidad de alquiler, es la posibilidad de tener el vehículo de forma inmediata. No debes esperar varios días o hacer un gran desembolso de dinero. Es un procedimiento sencillo y rápido.

  • Ahorro: alquilar un vehículo bajo esta modalidad se traduce en un ahorro administrativo, ya que no supone la amortización de cuotas de préstamos, por lo que no es considerado como activo ni como un pasivo.

  • Cuotas fijas: con el renting el importe a pagar es fijo, por lo que no hay ningún tipo de sorpresas. Ese gasto fijo permite una mejor organización de los gastos fijos de cada mes, lo que facilita el ahorro y una gestión más adecuada de la economía. Por otro lado, al ser un importe fijo no varía en función de la inflación.

  • Precio todo incluido: una gran ventaja del renting es que incluye todo en el precio, como es el caso del coste de las reparaciones y averías, asistencia en carretera, mantenimiento y revisiones, cambio de neumáticos, impuestos y seguro a todo riesgo. 

  • Selecciona el vehículo que más te guste: puedes elegir entre diferentes opciones de vehículos. El precio, por supuesto, va a variar en función del modelo, año y el equipamiento destacado.

  • Beneficios fiscales: en el caso de las empresas y los autónomos, alquilar un vehículo en modalidad renting se traduce en ventajas fiscales. ¿La razón? La cuota se puede deducir en hasta el ciento por ciento en el Impuesto sobre Sociedades y en el IRPF.

Ventajas del renting eléctrico 

El renting continúa expandiéndose, por lo que hoy en día es posible alquilar un vehículo eléctrico. ¿Por qué hacerlo? Porque además de disfrutar de las múltiples ventajas del renting, también podrás contribuir con el medio ambiente y aprovechar muchos otros beneficios que los vehículos a motor de diesel no pueden. A continuación, las principales ventajas del renting eléctrico:

  • Los vehículos eléctricos no generan emisiones, por lo que si quieres contribuir al cuidado de nuestro medio ambiente, es la solución ideal. Los coches eléctricos funcionan con energía limpia.

  • No generan ruido, este tipo de coche es muy silencioso, especialmente si los comparamos con los vehículos de motores de diesel.

  • Mayor acceso: por tratarse de vehículos que no generan emisiones, pueden transitar por áreas que los coches a motor diésel tienen prohibido. Si, además, el coche eléctrico que alquilas es de tamaño mediano o pequeño, tendrás aún más opciones de acceso.

  • Contribuyes al cuidado del medio ambiente: en medio de los cambios de legislaciones en pro del cuidado del medio ambiente, tener un coche eléctrico se perfila como la mejor alternativa, más aún considerando que se trata de un contrato a largo plazo. 

  • Incluye el cargador: los coches eléctricos de renting incluyen el cargador, por lo que es una opción práctica y funcional que no puedes dejar de considerar. 

  • Ahorro de gasolina: los motores eléctricos son considerablemente más eficientes que los de combustión. Por ejemplo, hacer un recorrido aproximado de 100 kilómetros en coche eléctrico puede ser hasta cinco veces más barato que hacerlo con un coche de motor diesel, por lo que es otro aspecto que debes considerar, especialmente si eres emprendedor.

Entre los modelos que destacan están el Nissan Leaf o incluso el Tesla Model 3.

El renting es una magnífica oportunidad para disfrutar de un coche de forma inmediata y sin mayor papeleo 

Puedes hacer todo el trámite de forma directa a través de la página web, seleccionar el tipo de coche que mejor se adapte a tus necesidades, verificar las condiciones, estado del vehículo, elementos destacados, entre otros. Es un procedimiento sumamente rápido, sencillo y sin tener que desembolsar una gran cantidad de dinero.

Son muchas las ventajas de esta modalidad de renta de un vehículo, sin contar que también puedes encontrar ofertas muy interesantes que, igualmente, incluyen todos los servicios de mantenimiento, reparación y asistencia anteriormente descritos. 

Lo mejor de esta modalidad es que no se deprecia el valor del vehículo y se puede hacer un cambio cada poco tiempo por un coche más nuevo. Es fácil, práctico y en el caso de las empresas y autónomos, además de ser una alternativa más asequible también proporciona una gran cantidad de beneficios fiscales. Pagar una cuota fija que incluya seguro y demás beneficios facilita el ahorro y una mejor gestión de tus finanzas personales.