El PRC de Castro Urdiales acusa al equipo de gobierno local de "dejar caer" a Conservas Lolín

El PRC de Castro Urdiales ha criticado nuevamente en nota de prensa la gestión del equipo de gobierno de local en el asunto de la parcela de Conservas Lolín. Los regionalistas acusan a PSOE y Ciudadanos de "mirar para otro lado y buscar excusas para dejar caer una empresa que lleva radicada en nuestro municipio más de medio siglo".

A continuación publicamos la nota de prensa íntegra recibida en nuestra Redacción.

NOTA DE PRENSA:

En el momento en que la industria cántabra está pasando por una situación delicada, el actual equipo de gobierno castreño (PSOE, Ciudadanos) mira para otro lado y busca excusas para dejar caer una empresa que lleva radicada en nuestro municipio más de medio siglo.

Sin embargo, esto no ha sido así siempre. Los responsables de la empresa conservera Lolín recuerdan que en 1994 el gobierno socialista firmó un convenio urbanístico en la misma zona, entre el Ayuntamiento y la empresa Loroño, respaldado por el equipo de gobierno que presidía el socialista Rufino Díaz Helguera, conformado también por José Antonio Echevarría (suegro de la actual alcaldesa de Castro, Susana Herran) y Joaquín Antuñano (padre del actual concejal) entre otros.

En aquel entonces se trataba de proteger a los trabajadores de la empresa Oleotécnica para poder pagar las indemnizaciones a cambio de ceder 410 metros para viario rodado, 1.200 metros para viario peatonal y una planta baja de 400m2 para equipamiento educativo aunque finalmente se destinaron a las dependencias de urbanismo.

Aquel también era un convenio de interés general, aunque el actual de Conservas Lolín presenta más beneficios para el Ayuntamiento, ya que dotaría a la zona de Brazomar de un Centro Comercial para el disfrute de todos los castreños, además de las mejoras en la vialidad de bicicletas y peatones con la construcción de una pasarela de paso y el ensanchamiento de las aceras de todo el perímetro de la actual fábrica, también la sesión de un pozo de agua para el municipio y 950 m2 dentro del propio edificio para uso público.

Pasados solo dos años de negociación, la CROTU aprobó el documento presentado para aquella modificación del Plan General. Ahora vemos que el partido socialista no es tan diligente con sus obligaciones y que están un tanto despistados sobre lo que los propios castreños quieren para la zona de Brazomar.

Cuando van por delante los intereses personales de algunos políticos, nuestra labor como concejales pierde todo sentido por eso desde el PRC apelábamos a la responsabilidad de toda la corporación que con su voto han contribuido a que una Industria desaparezca y se lleve consigo 50 puestos de trabajo y otros tantos futuros que iban a necesitarse.

Para lo vivido en el pasado Pleno Extraordinario no hay explicación que entre en la razón de nadie, se ha cometido una injusticia en la que el mayor perjudicado ha sido el propio castreño.

Los socialistas del 2020 tiene bastante que aprender de la responsabilidad política de los suyos del 94.

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver