Podemos Castro Urdiales redacta un Plan de aumento de las dotaciones en el servicio de bomberos

Desde Podemos Castro Urdiales han analizado las carencias actuales del parque de bomberos de nuestra localidad y han redactado un Plan de Aumento de las Dotaciones en el Servicio de Bomberos de Castro Urdiales.

A continuación podéis leer el plan íntegro en el que se detallan las medidas que proponen desde esta agrupación política.

"En Castro son evidentes tanto las carencias de dotaciones tanto de material como de personal en el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios (SEPEI) como la falta de recursos económicos para poder solucionarlas, debido a una desastrosa gestión practicada en el ayuntamiento por todas las legislaturas anteriores.

El parque de Bomberos de Castro Urdiales atiende a una población fija de 60.000 personas, que en ciertas épocas aumenta hasta casi las 90.000, además del Valle de Villaverde y Guriezo. La población Castreña es atendida en primer ataque por 3 ó 4 bomberos como máximo. Es decir, cuando hay 4 bomberos por turno, cada uno de ellos da servicio a 15.000 personas; cuando hay 3 bomberos en cada turno, lo que está ocurriendo en la mayoría de las guardias, cada bombero tiene a su cargo a 20.000 vecinos.

El término municipal de Castro Urdiales comprende una superficie geográfica de 96,72 km2; Guriezo, 74,53 km2; y el Valle de Villaverde, 19,53 km2. En total, el parque de bomberos de Castro Urdiales atiende una superficie de 191 km2. Cuando el turno está atendido por 4 bomberos, a cada uno de ellos le corresponde una superficie de 48 km2. Cuando el turno está atendido por 3 bomberos, lo que ocurre en la mayoría de las guardias, a cada uno de ellos le corresponde una superficie de 64 km km2. Solamente con estas dos proporciones ya vemos que el número de dotación de personal diaria es claramente insuficiente. Si vamos a criterios de intervención, comprobamos los riesgos latentes de esa secular escasez de personal.

En un incendio tipo, sin ningún riesgo añadido, es decir, incendio de vivienda en edificio de estructura de hormigón, en horario diurno y entre semana, el tren de salida (vehículos que se desplazan al siniestro) debería estar compuesto, según protocolos por:

• BUP (Autobomba Pesada Urbana)
• AEA (vehículo altura)
• Vehículo ligero de transporte
• Dependiendo de la posibilidad de suministro de agua o no un BNP (Autobomba nodriza pesada)

Es decir, la dotación mínima de vehículos es tres. Si en Castro Urdiales, durante una guardia en la que sólo hubiera 3 bomberos, se necesitara un cuarto recurso más, no se podría sacar. Con esta dotación nos encontramos que en cada vehículo iría un conductor y nadie más. Durante el trayecto entre el parque de bomberos y el lugar del siniestro, esta situación ya pone en riesgo no solo al conductor sino al resto de usuarios de la calzada y demás ciudadanos. El conductor de un vehículo en emergencia, además de direccionar el vehículo, debe estar atento a señales luminosas y sonoras, debe atender comunicaciones, debe recibir y solicitar información etc. Si todas estas tareas debe realizarlas una sola persona que está conduciendo en ese momento, se está creando una situación de riesgo intolerable e inadmisible en un servicio de emergencias.

En ésta primera fase de intervención, el trayecto hacia el lugar de la emergencia, ya se están incumpliendo gravemente algunas normas básicas de seguridad.

Los bomberos, por norma de seguridad, deben trabajar en binomios y las tareas a realizar son: instalación, salvamento y extinción. Para poder realizarlas en condiciones mínimas, muy mínimas, de efectividad y seguridad, es necesaria la intervención de cuatro efectivos que se repartan las tareas anteriores. Además, es imprescindible la presencia de un encargado de bombas, puesto de gran importancia porque es el que asegura y garantiza que las dotaciones que están interviniendo en punta dispongan de suministro de agua continuo y adecuado a las circunstancias. Por último, es imprescindible la presencia de un mando que supervise el correcto desarrollo de la intervención y pueda tomar decisiones. Esto significa que en un incendio tipo, sin ningún riesgo añadido, deben estar presentes un mínimo de 6 bomberos.

Estamos analizando la más sencilla de las actuaciones, es decir, un ataque por interior de vivienda, y vemos que la dotación que acuda en Castro Urdiales a esa emergencia ya presenta un déficit de 2 o 3 bomberos. Si la intervención requiere ataque interior y exterior, añadiremos un déficit de dos efectivos más, sería necesaria una dotación de 6 a 8 efectivos, con lo cual se afrontará esa emergencia con menos de la mitad de los bomberos necesarios.

Recordamos que estamos hablando de unas condiciones ideales, que muy pocas veces se dan. Además, el mal diseño urbanístico de esta ciudad y la existencia de un gran casco antiguo con viviendas de estructura de madera aumenta el riesgo de incendios complicados.

Otro ejemplo de actuaciones comunes que también se debe tener en cuenta y deja en evidencia la falta de personal son los accidentes de tráfico. Por el término municipal discurren varios kilómetros de autopista por donde circulan alrededor de 45.000 vehículos diarios, bastantes kilómetros de carretera nacional y muchos de carreteras secundarias de montaña con doble sentido.

Pues bien, en caso de un accidente de circulación utilizaremos de nuevo el ejemplo más favorable o menos grave, que sería una víctima atrapada y un único vehículo accidentado. Las tareas a realizar son: estabilización, atención a víctima y extracción. Para la tarea de atención de víctima son necesarios dos bomberos sanitarios; para la apertura de hueco, otros dos; la estabilización se podría hacer con un solo efectivo y la supervisión de un mando. Por lo tanto, la dotación mínima necesita la presencia de 6 profesionales. Para este ejemplo nos encontramos con la misma falta de personal.

Así podríamos continuar con muchísimas tareas que se realizan en los S.E.I.S. ( Servicio de Extinción y Salvamentos). Estas situaciones se pueden complicar en cualquier momento, bien porque la magnitud del incidente sea mayor, o bien porque coincidan en el tiempo dos actuaciones, situación que no es anómala en un municipio de más de 60.000 habitantes.

El hecho de acudir a una salida menor en este municipio supone dejar un parque de bomberos sin bomberos.

Podemos Castro Urdiales estima que los servicios públicos marcan la calidad de una sociedad. Por ello es necesario y urgente asegurar las condiciones mínimas de las dotaciones humanas y materiales del SEPEI. No obstante, somos conscientes de la situación económica heredada.

Por ello creemos que son imprescindibles soluciones temporales negociadas por todas las partes para que el tiempo en que este ayuntamiento tarde en subsanar la necesidad de aumento de plantilla la población no esté desprotegida. Un servicio de bomberos, así como el resto de los servicios, debe estar atendido por profesionales. Pero cuando esto es imposible a corto plazo por la imposibilidad financiera que sufre el ayuntamiento, nos vemos obligados a buscar soluciones transitorias para que la seguridad de la ciudadanía no esté comprometida.

Sin querer extrapolar la forma de funcionar de otros países, se pueden tomar ideas que podrían resultar aplicables en Castro. Una de ellas son los convenios que las instituciones y empresas elaboran para poder dar respuesta suficiente a los siniestros que son atendidos por los bomberos. Nos referimos a un modelo que tienen muy desarrollado en algunos Land de Alemania, donde aprovechan que hay muchísimas empresas que disponen de servicios y personal adiestrado para poder atender las situaciones que se producen dentro de sus instalaciones y realizan convenios de colaboración: las empresas se comprometen a permitir que parte de estos trabajadores colaboren en caso necesario y las instituciones, aparte de asumir el coste de esos empleados por el tiempo que estén fuera, llegan a otro tipo de acuerdos que pueden ser desde bonificaciones de impuestos como a servicios de publicidad etc. En Castro desconocemos cuantas empresas disponen de personal adiestrado al menos en extinción de incendios, pero creemos que algunas de las mayores empresas de nuestro municipio, Evobus y Derivados del Flúor, y Magefesa en Guriezo, sí los tienen.

Proponemos al Ayuntamiento que estudie este modelo mixto y negocie un convenio de colaboración con empresas cercanas que tienen dentro de sus planes de protección brigadas formadas en extinción de incendios y trabajan en turnos de 24 horas, para que en caso de actuaciones puedan prestar parte de esos operarios al servicio hasta completar las dotaciones mínimas antes descritas. Al mismo tiempo creemos indispensable elaborar un plan a medio-largo plazo de aumento del personal de nuestro parque de bomberos que garantice la seguridad de nuestros ciudadanos."

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver