Obras Públicas invertirá 240.000 euros en mejoras en Montealegre

El director general de Obras Hidráulicas y Ciclo Integral del Agua, Francisco Martín, anunció ayer que el Gobierno de Cantabria invertirá 240.000 euros en la realización de las obras necesarias para evitar las inundaciones que en las últimas semanas han afectado al barrio de Montealegre, en Sámano (Castro Urdiales).
La actuación no será inmediata, ya que será necesario pedir los correspondientes permisos porque afecta a cauces públicos. Martín anunció en Castro Urdiales que «la actuación se acometerá en el primer trimestre de 2006 y el problema se resolverá antes de primavera». Por ello, solicitó a los vecinos «una dosis adicional de paciencia, puesto que estamos trabajando ya en el problema». Cabe recordar que en los últimos meses el núcleo de Montealegre se ha anegado en cinco ocasiones. Recordó que «la tercera fase del saneamiento para Sámano incorporaba la actuación en Montealegre, pero la obra no se licitará hasta el verano, motivo por el cual estos trabajos se realizarán aparte». Martín indicó que «el problema de Montealegre no es de saneamiento sino de las aguas pluviales que no se encauzan adecuadamente». A su juicio se trata de un problema que ha ido aumentando con la urbanización del núcleo castreño porque al haber menos prados no se absorbe como antes y eso provoca que caiga el agua a la zona baja de Sámano».

Vibraciones

Por otra parte, aunque se desconocen las causas que han producido en los últimos meses las vibraciones que afectaban a las viviendas de la calle Santander, Francisco Martín anunció que «se sigue investigando, pero que los últimos datos aportados por los servicios técnicos apuntan que el mal funcionamiento de las bombas está asociado a la presencia de trapos y retales de tela en las tuberías».

El director del Ciclo del Agua explicó que estos vertidos textiles no los produce un particular, «tiene que ser una empresa».

Fuente: eldiariomontanes.es

También podría interesarte... (mgid)

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver