FUTBOL SALA/ EL CFS Castro Urdiales se refuerza con cuatro fichajes pensando en el próximo curso

El CFS Castro Urdiales ya está trabajando en la nueva plantilla del primer equipo que la próxima campaña militará en la segunda divisióm B tras conseguir el ascenso hace unas semanas al quedar una plaza vacante que fue ofrecida al club castreño.

A continuación repasamos las nuevas incorporaciones confirmadas.

Oliver Sierra es la primera novedad en la plantilla del Segunda B de cara a la temporada del regreso a la División de Bronce. Después de varios años alejado de la práctica del fútbol sala por motivos laborales, Oli regresa a sus 34 años a las filas rojillas con la misma ilusión con la que debutó con 16 en División de Plata.

El pívot castreño volverá a vestir los colores del club de su pueblo para aportar su gran calidad técnica, su desborde y su inteligencia en el campo en el objetivo de la permanencia en Segunda B.

Rubén Angulo es el segundo refuerzo castreño para esta campaña 2019-20. El ala-cierre guriezano de 26 años llega a las filas rojillas tras brillar con el club de su pueblo en las dos últimas campañas en División Autonómica. Pieza fundamental de los de Iñaki Vallés en el título y el ascenso conseguido el pasado curso, ahora da el salto a la Segunda B en busca de nuevas experiencias y nuevos retos en su carrera.

Su presencia física, llegada y capacidad goleadora serán una gran ayuda para el Castro en busca de la permanencia.

El tercer refuerzo rojillo llega para la portería y supone un nuevo regreso a casa de un jugador surgido de nuestra cantera. Alex Barrios volverá a defender los colores castreños después de dos temporadas lejos del club. Portero de gran calidad técnica, su paso por el Santurtzi le ha permitido conocer en primera persona una categoría que le ha servido para adquirir mayor experiencia.

A sus 24 años, Alex vuelve a su casa para elevar la competencia en una posición decisiva para lograr la permanencia.

El cuarto y, hasta el momento, último refuerzo es también una cara conocida. Oliver Pérez de Landazabal también vuelve a su casa para aportar toda su experiencia a la joven plantilla rojilla. Pívot zurdo de 37 años, con enorme experiencia en la categoría después de varias campañas en el Santurtzi, y que llega con la misión de ser una de las piedras angulares en el proyecto castreño.

Su capacidad goleadora y su conocimiento de la categoría serán fundamentales para lograr el objetivo de la permanencia.

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver