El presidente de la UD Sámano tiene claro que "si vienen a supervisar las instalaciones de fútbol castreñas, cierran las tres"

CASTRO PUNTO RADIO

Las denuncias de la U.D. Sámano al respecto de la situación del campo de fútbol de Vallegón, que el sábado parecía un auténtico lodazal en el partido que enfrentaba a los samaniegos contra el Laredo, han trascendido a medios de comunicación de toda España. Una repercusión que el presidente del club, Joseba Fernández, no se esperaba pero que entiende ha sido "positiva" para sus reivindicaciones y ha agradecido que "todo el mundo se haya portado así con nosotros".

En declaraciones a Castro Punto Radio ha explicado cómo "cuando llegamos al campo no estaba ni tan mal, pero ya sabíamos que en cinco minutos de partido iban a comenzar los problemas. Así se lo comunicamos al Laredo y al árbitro, que dio el visto bueno para que se jugara". Ha reconocido que "tampoco creíamos que la situación iba a alcanzar la magnitud que alcanzó", aunque ha defendido que "si el árbitro lo vio tan mal, lo podía haber suspendido al descanso. Él es el encargado".

Así se ha pronunciado después de que el presidente de la Federación Cántabra de Fútbol, José Ángel Pelaez, asegurara ayer que "ningún equipo puso problemas para jugar, según el árbitro".

Pelaez afirmó también que la Federación iba a echar una mano costeando la mejora del drenaje en el campo, pero que ésa era una solución temporal porque "lo que realmente se necesita es cambiar el campo", para lo que hará falta más dinero.

Es una afirmación que comparte Joseba Fernández, que entiende que "el drenaje es pan para hoy y hambre para mañana, porque aquí hay un grandísimo problema". Un problema que no sólo afecta a Vallegón, sino "a todos los campos de Castro, que están de vergüenza". Ha insistido en que "no pueden tener confinados a todos los niños en Mioño Estación. Dicen que van a cambiar el césped de esta instalación, pero da igual, porque eso no quita que tengas 600 niños entrenando en un mismo campo. Eso no pasa en ningún sitio y no podemos estar así si queremos potenciar el deporte, cuando Mioño está también para tirar y empezar de cero".

El presidente de la Federación Cántabra recordaba también que la responsabilidad del mantenimiento de las instalaciones deportivas es de su propietario, en el caso de Vallegón, la Junta Vecinal de Sámano. "Pero es que la junta está embargada y no puede hacer nada", ha defendido Fernández. "Tenía un dinero y ahora tiene que devolver una suma importante al Ayuntamiento por lo del tema del canon del agua. Hay que olvidarse de la junta porque para nosotros no existe". Tanto es así que en Vallegón "lo tenemos que hacer todo nosotros. Seremos muy burros, pero cuando al burro le metes mucha carga, revienta". Por eso, "hay que hacer otro campo de fútbol o este deporte acabará desapareciendo. Ahora estamos nosotros y, cuando no estemos y les digamos a los que vengan que hay que estar así, habrá un problema".

Y es que la directiva de la U.D. Sámano se encarga ahora de muchas tareas que no son de su competencia. "Nuestros jugadores del senior tienen una prima de 700 euros cada vez que ganan y se los reparten entre ellos. Es el único gasto en plantilla que tenemos porque hasta la ropa de entrenar se la compran los jugadores. Lo que no podemos hacer es comprar un calentador, arreglar la segadora, comprar semillas. Estamos todo el día gastando dinero en el campo y no es nuestro".

Tiene claro Joseba Fernández que, "si alguien viene a supervisar las instalaciones de fútbol castreñas", y ésa es la intención de la Federación, "van a cerrar las tres, que no quepa duda, porque están muy mal y así no se puede jugar".

En el caso de Vallegón, "nosotros llegamos el otro día y estaban paciendo las cabras. Tuvimos que entrar a quitar excrementos. Así no se puede. Ya no es sólo el terreno de juego, es ya que el cerramiento está mal, los vestuarios se quedan sin agua caliente porque hay un calentador que dura 10-15 minutos... El Sámano no puede estar invirtiendo tanto dinero en instalaciones porque lo que tenemos se va en eso".

Fernández ha lamentado que, a los responsables de esta situación, "lo que denuncias, les entra por un oído y les sale por el otro". En este sentido, tiene claro que, "si se quiere hacer algo, va a tener que ser el Ayuntamiento junto con la Federación y el Gobierno de Cantabria, para lo que la junta tendría que ceder la instalación".

Desde la directiva del Sámano aseguran que "están aburridos los padres, los niños, los jugadores, la propia directiva. Te están minando y se te cae la cara de vergüenza cuando llegan los otros equipos. Cada vez que jugamos en Vallegón y pasan cosas como la del otro día tienes que dar todo tipo de explicaciones porque, el sábado, por ejemplo, desde el Laredo sospechaban que habíamos metido manguera al campo".

Ha reiterado Fernández que, "si no pueden hacerlo con dinero público, que busquen la participación de la iniciativa privada".

Mientras se pone solución a esta situación, desde el Sámano, siempre que el rival se lo permita, "vamos a hacer un minuto de sentada en cada partido que se juegue en Vallegón". El objetivo es hacerlo "hasta que tengamos unas instalaciones dignas".

NOTICIA EXTERNA

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Marcadores Fútbol

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver