Los bateles de Cantabria confirmaron todos los pronósticos que les situaban como aspirantes a estar en los puestos de podio en todas las categorías del Campeonato de España de bateles, disputado ayer en Sestao. Los barcos cántabros lograron un total de seis medallas, tres de ellas de oro. Astillero se proclamó campeón de España en categoría senior masculina y femenina, y en infantiles, y sumó un bronce en cadetes. Castro fue plata en .... y bronce.....
Un gran balance para el remo cántabro.

La dársena Benedicta de Sestao fue escenario de la última jornada de los Campeonatos de España de bateles en las que se puso juego la hegemonía del barco pequeño.

La regata se disputó con la marea bajando y aunque en un principio las calles no debían de tener su importancia, en la práctica las balizas 4 y 5 se mostraban favorables en los largos hacia el exterior de la ría, mientras que hacia el interior las más próximas a los muelles de Sestao parecían favorecer la boga de los barcos.

Triunfo con récord

En la categoría senior la presencia de tres barcos cántabros en la final abría las opciones de cara al podio. El sorteo no fue favorable para los barcos cántabros. Camargo bogó por la calle dos, mientras que Astillero lo hacía por la cuatro y La Planchada por la cinco. Los gallegos de A Cabana lo hacían en la calle tres, mientras que los vascos de Bateratze (Arkote) lo hacía por la uno.

Desde la salida el primer bote de Astillero marcaba las diferencias. La marea comenzaba a subir pero las corrientes de la ría mantenían sus influencias sobre las calles cuatro y cinco en el rumbo hacía el exterior del campo.

Astillero logró dominar en todos los parciales en sus maniobras de ciaboga y no encontró respuesta a su boga en ninguno de sus rivales. La Planchada y Camargo mantuvieron opciones durante los dos primeros largos, pero en los restantes fueron cediendo posiciones que les llevaron a los dos últimos puestos de la tanda de honor.

Astillero se hacía con el oro y lograba, de esta forma, su tercer título de campeón de España consecutivo.

Gran jornada

La jornada comenzó con las categorías femeninas. En cadetes el barco de Castro Urdiales, único representante cántabro en la tanda de honor, se batió de forma brava ante los rivales gallegos y vascos y logró un tercer puesto en dura pugna con Ondárroa. Con anterioridad, en la tanda de consolación, Astillero y Colindres ponían de manifiesto con sus resultados lo que se preveía que iba a ser una buena jornada para el remo cántabro, al quedar primeras y terceras.

El primer título para Cantabria llegó en féminas senior de la mano de Astillero. Las astillerenses confirmaban su buena regata del día anterior y conseguían dominar a sus rivales gallegos: Perillo, Cabo Cruz, Chapela y Coruxo. No les dieron opción y las 'azules' lograban el primer oro para el remo cántabro.

Con anterioridad La Maruca defendía su suerte y quedaba en cuarto puesto en la segunda final, por delante de las asturianas de Castropol.

La fiesta del remo cántabro continúo en infantil masculino. El dominio fue total. Oro para Astillero y plata para Castro Urdiales tras el triunfo de Laredo en la final de consolación en una categoría dominada por los barcos regionales y que mantenía las buenas líneas de resultados que habían iniciado las féminas.

En la categoría cadete las cosas no fueron tan bien como en las anteriores. En la serie de consolación Camargo conseguía el tercer puesto por detrás de Mundaka y Orio.

En la tanda de honor hubo dos barcos cántabros, Astillero y Pontejos. Los dos se tuvieron que rendir ante la actuación de los botes gallegos de Amegrove y Boiro. Los astillerenses cedieron algunos segundos en sus ciabogas mientras que Pontejos bogó por la baliza cinco, que en nada les favorecía cuando el agua bajaba con más fuerza.

La actuación más irregular de todas las categorías se registró en juveniles ya que tanto en la tanda se consolación como en la de honor se ocuparon los últimos lugares.

La Maruca y Castro cerraron la clasificación de la serie de consolación por este orden, mientras que Astillero, en la tanda de honor, no cumplió con las expectativas y cedió, por la calle uno, muchos segundos con Orio, Samertolomeu, Esteirana y Koxtape. Los astillerenses bajaron los brazos antes de tiempo y les pesó la responsabilidad de verse por detrás de unos botes que están a su altura, pero que en esta ocasión supieron aprovechar mejor su oportunidad.

Buen balance

En resumen, buen balance del remo cántabro que evidenció en aguas vizcaínas una situación muy favorable colocando en las finales a diez barcos. Seis de ellos acabaron en el podio.

Extraído de: eldiariomontanes.es

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver