El juez único de la ACT ratifica la expulsión de Astillero de la asociación

El juez único de la Asociación de Clubes de Traineras (ACT), Miguel Juane, acordó ayer expulsar definitivamente de la agrupación a la Sociedad Deportiva de Remo Astillero, la vigente campeona de su Liga
Astillero, que tiene tres días para recurrir, es expulsado de la ACT bajo la acusación de no haber presentado a tiempo una serie de documentos por los cuáles sus remeros consentirían someterse a cuantos controles antidopaje fueran necesarios y autorizarían a que los resultados de éstos se hicieran públicos.

Además, el juez disciplinario de la ACT ha decidido multar con 6.600 euros a la SDR Astillero bajo la acusación de haber «entorpecido una investigación en materia antidopaje» durante las indagaciones que se abrieron a raíz de comprobarse que el club había solicitado autorizaciones terapéuticas para tratar simultáneamente a 16 remeros con glucocorticoides, alegando diferentes dolencias.

En cambio, exime a esos 16 remeros de cualquier responsabilidad «porque no consta suficientemente acreditado que conocieran en un primer momento la existencia de un procedimiento seguido contra ellos y porque, una vez conocido el mismo, acudieron en su totalidad a San Sebastián cuando fueron requeridos», tal y como se razonaba la propuesta de resolución del expediente ahora aprobada.

En un comunicado, la ACT explica que las dos sanciones (la expulsión del club y la multa) «son ejecutivas» dentro de la entidad, aunque pueden ser recurridas ante su órgano arbitral.

Este, si lo considera oportuno, puede suspender cautelarmente sus efectos hasta que se resuelva el recurso.

Situación complicada

Esta resolución del Juez Único, el gallego Miguel Juane, sitúa al club cántabro en una situación muy delicada. Los responsables del club han pedido asesoramiento a diferentes entidades como Consejo Superior de Deportes y Federación Española, sobre los datos que se solicitaban a los remeros para pasar los controles antidopaje y se ha reconocido a los de Astillero que están fuera las normas sobre la reserva que se debe tener sobre los datos médicos de las deportistas.

Pero Astillero parece que haber olvidado que la ACT es una asociación privada y que tiene unos estatutos y normas aprobados por su asamblea general, por lo que si quieren estar dentro de la misma deben acatarlos. Una vez que lo hagan podrían comenzar un proceso para que las posibles irregularidades que contengan los estatutos y normas de la Asociación de traineras sean corregidas.

En esta ocasión la posible expulsión por parte de la ACT se da la mano con el fallo del expediente del Gobierno vasco, que impide a los astillerenses remar durante dos años en sus aguas y sanciona a los remeros con una multa de más de seis mil euros y al preparador con otra de quince mil.

Astillero alega haber enviado los documentos requeridos por el juez único, si bien lo ha hecho fuera de plazo. Para los astillerenses es una medida desproporcionada la expulsión de la asociación. De esta forma la ACT se evita un problema ya que la sanción del Gobierno vasco, de confirmarse, es para su Comunidad y Astillero podría remar en las regatas de Galicia y Cantabria.

Extraído de: eldiariomontanes.es

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver