El CAT desestima el recurso de Pedreña por su descalificación en La Concha

El Centro de Atracción y Turismo (CAT) de San Sebastián ha desestimado el recurso interpuesto por la Sociedad Deportiva de remo Pedreña tras su descalificación de la Bandera de La Concha tras un choque de palas con la embarcación de Orio, ya que la decisión del jurado de la regata es «deportiva y no cabe rectificación».
El vicepresidente del CAT, Enrique Ramos, hizo pública ayer la resolución de la junta rectora del citado organismo, que ha rechazado, por unanimidad y en base a un informe jurídico, el recurso interpuesto por la embarcación cántabra, relegada este año al último puesto de la clasificación de la regata de la Bandera de la Concha tras un choque de palas con la escuadra de Orio.

El máximo trofeo del remo no se moverá, por lo tanto, de las vitrinas de la Hermandad de Hondarribia, aunque el presidente de Pedreña, Aurelio Montes, ha anunciado que el club cántabro recurrirá la decisión ante los tribunales.

Decisión subjetiva

Uno de los argumentos esgrimidos por el CAT es que la resolución del jurado de la regata donostiarra responde a criterios deportivos, por lo que no le compete «sustituir la labor técnica de valoración de las actuaciones arbitrales, ni revisar sus criterios de aplicación de la normativa que regula la prueba».

Según explicó Ramos, el CAT sólo está capacitado para corregir «un error arbitral objetivo» y, en este caso, considera que la invasión de calles o el choque de palas «son decisiones técnicas subjetivas», por lo que «no cabe rectificación».

La decisión final del CAT indica en su comunicado lo siguiente. «Por entender que no cabe a este órgano sustituir la labor técnica de valoración de las actuaciones arbitrales, ni revisar sus criterios de aplicación de la normativa deportiva que regula la prueba»

Pedreña presentó el pasado 12 de septiembre el recurso para solicitar la nulidad de la resolución de la junta arbitral de la regata en base a dos motivos. El primero se refiere a la «indefensión jurídica», ya que consideran que «el Reglamento de regatas de banco fijo o de disciplina deportiva no señala qué artículos se han infringido» para su descalificación en la prueba. La versión del club cántabro se apoya además en el relato de lo sucedido durante la prueba y en cómo el juez de mar levantó la bandera blanca al término de la regata, lo que significa que la regata fue válida.

De momento, la decisión del CAT es firme en vía administrativa y contra la misma podrá interponerse un recurso de reposición en el plazo de un mes, o bien una impugnación ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, en el plazo de dos meses.

El club cántabro, ayer por la tarde, no había recibido la resolución a pesar que el CAT lo hizo público en San Sebastián, dando por hecho que los pedreñeros eran conocedores de la misma.

Fuente: eldiariomontanes.es

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver