VUELTA AL COLE/ Las sustituciones de los tutores de Infantil y Primaria se cubrirán en 24 horas en Cantabria

La consejera de Educación, Marina Lombó, ha afirmado hoy que las sustituciones de los tutores de Infantil y Primaria se cubrirán en veinticuatro horas, gracias al establecimiento para estos casos de llamamientos diarios en lugar de los habituales llamamientos semanales, una medida que supondrá un “gran esfuerzo organizativo”, pero que se considera “imprescindible” para hacer frente al aumento previsto de bajas laborales –ante cualquier síntoma el personal y el alumnado no deberá acudir a los centros-, no romper los grupos estables y dar una respuesta adecuada al alumnado.

Es una de las novedades que ha explicado la consejera en los encuentros mantenidos hoy para informar del estado de los preparativos para la vuela a las aulas, el próximo 7 de septiembre, así como las peticiones expresas que realizará Cantabria en el encuentro convocado este jueves, cuando se reunirán conjuntamente la Conferencia Sectorial de Educación y el Consejo Interterritorial del Instituto Nacional de Salud.

En concreto, por la mañana ha mantenido un encuentro en el Parlamento de Cantabria con representantes de todos los grupos y, posteriormente, ya en la sede de la Consejería, con la Junta de Personal Docente. Esta tarde, se celebrará un encuentro con el Consejo Escolar y ayer, martes, se convocó una reunión telemática con los vocales de las tres permanentes de directores, Infantil y Primaria, Secundaria y Educación Concertada.  

En todas ellas, Lombó ha explicado que, en materia de personal, es clave tanto el refuerzo como la agilidad en las sustituciones. Así, ha explicado que ayer se adjudicaron la mayor parte de las 201 vacantes –sólo han quedado desiertas unas diez, que se cubrirán mediante ofrecimientos- convocadas para reforzar la plantilla docente y reducir las ratios este curso, y ha anunciado que ese número “sigue creciendo”. “En estos momentos son ya 215 los docentes que se incorporarán a la red pública, y el número aumentará más”, ha dicho Lombó, quien ha recordado además que Cantabria “tenía un buen punto de partida” en materia de personal, “con una de las ratios más bajas, gracias a la incorporación de más de quinientos profesores en los últimos cinco años”.

En cuanto a los materiales de prevención, ha explicado que ayer comenzaron ya a llegar a los centros. En concreto, todos los centros cántabros, independientemente de su titularidad, recibirán mascarillas higiénicas y mascarillas FFP2, batas impermeables, pantallas protectoras, gafas de protección universal y guantes. Tal y como se establece en el Protocolo de vuelta a las aulas, el resto de material lo adquirirán directamente los centros y habrá de incluir mascarillas para el alumnado para casos de rotura u olvido, y, especialmente, para los más vulnerables.

Sectorial y Consejo

En la relación a la reunión del jueves, Lombó ha adelantado que Cantabria propondrá al Ministerio de Sanidad que se fije “claramente” qué nivel de transmisión haría necesario el paso de un escenario a otro, es decir, con qué incidencia del virus sería aconsejable pasar a un escenario de semipresencialidad o, en su caso, de suspensión total de la docencia. En este punto, la consejera considera que “estandarizar” estos umbrales daría “seguridad a las familias”

Además, y aunque Salud Pública del Gobierno de Cantabria está analizando ya la situación, Lombó defiende que sería también aconsejable contar con un protocolo “claro, riguroso y público” que, independientemente de que cada situación concreta exija una actuación específica, fije la actuación en caso de positivos en las aulas.

En tercer lugar, planteará en el encuentro la cuestión del absentismo. Así, ha explicado que hay familias que ya han trasladado su intención de no enviar a sus hijos e hijas a los centros. En la etapa no obligatoria, en la que la Consejería es autónoma para decidir, Lombó ha anunciado que se “guardará la plaza” a ese alumnado. No tendrá, por tanto, consecuencia alguna. En cuanto a la educación obligatoria, y puesto que esta situación supondría un supuesto de absentismo, considera que ha de ser el Gobierno de España y la Fiscalía los órganos que se pronuncien al respecto.

Por último, propondrá también que sean las autoridades sanitarias quienes fijen la utilidad de reforzar pruebas de diagnóstico masivo al personal de los centros.

La consejera ha agradecido la labor de docentes y equipos directivos que, ha dicho, han trabajado durante los últimos meses para preparar sus centros ante una situación “muy difícil”. La titular de Educación ha afirmado que “comprende” perfectamente la inquietud de las familias y el personal de los centros ante una situación “desconocida para todos”, pero ha garantizado que “toda” la comunidad educativa ha trabajado para que “todos y cada uno de los centros educativos estén preparados el 7 de septiembre”.

Pese a que la preparación se ha realizado, reconoce que “no hay riesgo cero”, ni lo habrá en “bastante tiempo”, por lo que es necesario “abrir las aulas y aprender a convivir con esta situación, con responsabilidad colectiva y cumpliendo todas las medidas de prevención planteadas”.

Por último, ha agradecido a los representantes de los grupos parlamentarios el tono y las sugerencias y aportaciones realizadas durante el encuentro

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver