Print this page

Una casa de la naturaleza con historia

La historia arqueológica de Castro Urdiales y el medio ambiente de este municipio confluyen en un único lugar, en la Casa de la Naturaleza. En este edificio aparecen dos alternativas informativas y educativas, cuanto menos interesantes. La Casa de la Naturaleza propone a todos los visitantes la posibilidad de realizar un viaje desde el Paleolítico hasta la Edad Media, de la mano de hallazgos arqueológicos, así como conocer los distintos ecosistemas en este territorio.

Este histórico edificio, que sirve como sede para el departamento y Concejalía de Medio Ambiente y diversos grupos relacionados con el entorno natural, tiene aulas temáticas sobre naturaleza y arqueología. Esta última, «fue la primera que se abrió y muestra un recorrido histórico por los orígenes de Castro Urdiales a nivel humano, con reproducciones y elementos reales antropológicos que se han encontrado en nuestra ciudad», señaló Javier López, miembro del servicio de vigilancia medioambiental e integrante del grupo local Seo Castro.

'Una colonia de Roma en los confines del imperio' y 'Flavióbriga, ciudad romana, alma de Castro Urdiales' son los títulos de los paneles informativos que explican la evolución de esta ciudad a lo largo de dos mil años. Y es que el poblamiento romano más antiguo en Castro Urdiales se remonta a la época de los emperadores Tiberio y Claudio, en la primera mitad del Siglo I, después de Cristo.

Naturaleza.

Los macizos kársticos, la fauna, el mastizal de montaña o el bosque de ribera, son algunos de los paneles explicativos que están en la planta baja de la Casa de la Naturaleza. En este aula «nos encontramos con aves y mamíferos representativos del municipio y también se reflejan los ecosistemas tipo de lo que se puede ver en Castro Urdiales».

Nueva aula.

La Casa de la Naturaleza va a tener, en un plazo de 20 días, un nuevo aula de medio ambiente y biodiversidad. «Será una aula transportable que la podremos desplazar a los colegios o centros interesados. Va a ser una exposición sobre la biodiversidad de nuestro municipio y la podremos trasladar donde lo consideremos oportuno», señaló Molinero.

Miliarios de Pisoraca a Flavióbriga.

La Casa de la Naturaleza cuenta con una exposición de miliarios romanos que está situada en la zona del jardín. En concreto, se trata de una reproducción de los miliarios que se encontraban en la antigua calzada que unía las localidades de Pisoraca (Herrera de Pisuerga) con Flavióbriga (la antigua Castro Urdiales).

Estos monumentos romanos, formados por una columna de piedra situada sobre un pedestal, se colocaban en el borde de las calzadas para señalar las distancias cada mil pasos, es decir, cada milla romana, lo que equivale en la actualidad a una distancia aproximada de 1.450 metros.

En este sentido, Javier López señaló que las reproducciones de los miliarios «son muy fieles y a su ladose han puesto unas leyendas en las que se explica en qué consistían estas piedras, que estaban repartidas a lo largo de las calzadas romanas».

Extraído de: eldiariomontanes.es