La bahía castreña se 'desprende' de una tonelada y media de residuos

La bahía castreña se 'desprende' de una tonelada y media de residuos ¿Quién ha tirado esa rueda al mar?. La pregunta se la hizo ayer por la mañana un pequeño, de apenas cinco años, a su madre mientras paseaban por el entorno del muelle de Castro Urdiales y se toparon en su recorrido con un camión cargado de basura y desechos. La estampa en cuestión no pasó desapercibida para nadie. Ni para vecinos ni para turistas. Todos, se paraban durante unos segundos delante del vehículo para curiosear lo que portaba.

Desde un carro de la compra hasta un par de muletas. Pasando por ruedas, sillas, una alfombra de plástico, paraguas y hasta un cono de esos que se utilizan para señalizar las obras. Entre todo ello, sobresalía una especie de estructura metálica en la que todavía se podía distinguir el cartel de una empresa constructora. Así, hasta llegar a la tonelada y media de residuos que ayer se extrajo del fondo de la bahía de Castro en una actuación conjunta de los tres clubes de buceo del municipio (Casca, Castro Sub y Mundo Marino).

La iniciativa de limpieza no es nueva. De hecho, ayer alcanzó, nada más y nada menos, que su vigésima edición pero con una novedad importante. Y es que, hasta ahora, los tres clubes realizaban la tarea de retirar desperdicios de forma independiente y en distintas días. Sin embargo, ayer decidieron unir sus fuerzas y sumergirse todos juntos en la bahía castreña para que fuera una limpieza «más coordinada y vistosa».

Una decisión que, según Virginia Fernández, coordinadora de la actividad y presidenta del Casca, se ha saldado de forma positiva ya que «hemos dispuesto de más embarcaciones y hemos podido actuar en un espacio más amplio». De esta manera, a las zonas ya 'rastreadas' otros años como el rompeolas y San Guillen, se sumó esta vez la de Escala del Rey.

Y, fue aquí, precisamente, donde más desechos encontraron motivado, en parte, por «los trabajos para el aparcamiento subterráneo que se han hecho en los últimos meses». No obstante, fue de esta zona de donde se sacó el cartel de una empresa constructora y el cono.

Fernández explicó que «se ha sacado una cantidad similar a la del año pasado, aunque se espera que ésta vaya disminuyendo poco a poco para que la bahía se conserve limpia». A este respecto, valora que encuentran cada vez menos desperdicios de los barcos, sobre todo, «ya no vemos baterías que contienen plomo». Aún así, encontraron trozos de redes, una manguera y una alfombra de plástico que se cree puede proceder de los pesqueros.

Unos 60 participantes

En esta ardua labor participaron cerca de 45 buceadores y otra quincena de personas que echaron una mano en tierra aunque todos ellos es necesario que se sume "la concienciación de los ciudadanos por el medio ambiente marino". En este sentido, el concejal de Deportes y Juventud, José Mari Liendo, que trabajó como uno más, destacó que durante la pasada celebración de la marmita «hemos hecho énfasis por la megafonía en el tema de la limpieza y se han puesto más puntos de recogida de residuos».

Entre los objetos que ayer no se pudieron retirar, cuenta Sergio, miembro del Casca, están una manta y un carro muy hundidos. En este sentido, Virginia señaló que, «en ocasiones, avistan cosas que no tienen capacidad para sacar pero las tienen localizadas para el siguiente año, y vamos específicamente allí».

 

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver