Aprobado el Mapa de Riesgos de Cantabria que incluye las zonas de riesgo por emergencias en empresas químicas

La Comisión Regional de Protección Civil ha aprobado el Mapa de Riesgos de Cantabria, un instrumento elaborado por la Consejería de Presidencia y Justicia que incorpora como novedad medidas de valoración del riesgo alrededor de las empresas químicas y estudios sobre la afección sobre la población y las infraestructuras de las zonas con mayor peligrosidad de incendio forestal, actualizando además los mapas existentes sobre incendios forestales y transporte de mercancías peligrosas.

A este nuevo documento, que sirve de ayuda en la gestión de las situaciones de emergencia y en las labores de planificación, aportando información sobre los lugares donde se pueden manifestar esos riesgos, se suman otros mapas ya existentes en la Comunidad Autónoma, centrados en las emergencias por inundaciones y de espeleología, informa el Gobierno.

Al Mapa de Riesgos de Cantabria se incorporará un sexto instrumento de prevención y gestión sobre riesgos geomorfóligos, que ya ultima el Gobierno regional para mejorar el conocimiento y los criterios de actuación en la Comunidad ante desprendimientos del terreno.

Todos ellos son documentos técnicos en el que se identifican y ubican los riesgos existentes en la Comunidad Autónoma, municipio por municipio, con altos niveles de detalle, a partir de datos científicos y estadísticos. La cartografía se incluirá en la próxima actualización del Plan Territorial de Emergencias y Protección Civil (PATERCANT).

RIESGOS QUÍMICOS

El nuevo mapa de riesgos químicos de Cantabria establece áreas de riesgo en función de la probabilidad de que se produzca un suceso y sus consecuencias respecto a las sustancias químicas utilizadas por las siete instalaciones industriales que trabajan con materias de este tipo: Asturiana de Zinc en Suances; Cepsa y Dynasol en Marina de Cudeyo; Derivados del Flúor en Castro Urdiales; Sniace y Solvay de Torrelavega, y Terminales Químicos de Santander.

Así, se establece mediante sistemas cartográficos un área de mayor riesgo, localizado en las zonas de superior probabilidad o de mayores consecuencias ante un determinado incidente.

Todo ello dentro de la zona de gestión de la emergencia, formada por una zona de intervención, en la que se aplican medidas de protección, y una zona de alerta o área preventiva, en la que se pueden percibir ciertas molestias.

Por otro lado, el Gobierno de Cantabria ha procedido a analizar las consecuencias de las zonas de incidencia de incendios forestales, a partir de los estudios de la Dirección General de Biodiversidad sobre peligrosidad de incendio en los montes de la región, y de los elementos vulnerables, como poblaciones, campings, autovías, etc, que hubiera en sus proximidades.

De este modo, a los datos sobre probabilidad y peligrosidad de incendios forestales que incluía el anterior mapa, se incorpora un análisis pormenorizado de los riesgos sobre las personas, ya que se tienen en cuenta criterios como la distancia con las zonas de población, a las infraestructuras y a los distintos equipamientos.

Asimismo, se ha procedido a actualizar el mapa de riesgos de transporte de mercancías peligrosas, incorporando una cartografía de la actual red viaria de la región.

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver