sábado. 03.12.2022

Un incendio producido esta madrugada en la 4ª planta de inmueble de la calle Aranzal 7 ha obligado a a desalojar todo el edificio y a trasladar a tres vecinos al Hospital de Laredo por inhalación de humo, dos mujeres y un niño.

El aviso se recibía en torno a las 3:53 horas de la madrugada y el Servicio de Emergencias de Castro Urdiales movilizaba a patrullas de Policía Local, Guardia Civil, dos dotaciones de Bomberos y dos ambulancias DYA.

A su llegada, los servicios de emergencias comprobaron como el incendio había roto por fachada, saliendo una lengua de fuego que podía alcanzar a la planta superior y tejado por lo que se procedió al desalojo inmediato del edificio.





Especialmente difícil fue el desalojo de los vecinos de la 5ª planta, muy afectada por el humo. Precisamente en esta planta estaba la mujer de 75 años que tuvo que ser evacuada en una silla de ruedas y posteriormente trasladada en una ambulancia DYA al Hospital de Laredo por inhalación de humo.


Entre tanto, Bomberos procedió a la extinción del incendio tanto desde el interior del bloque como desde la fachada mediante la autoescala, evitando que se propagara al resto de viviendas logrando controlarlo en torno a las 4:35 horas.


Durante al menos 3 horas más los bomberos han continuado los trabajos de enfriamiento y evaluación

Mientras Bomberos realizaba estas tareas, efectivos sanitarios de la DYA que permanecían en la zona han tenido que  antenderr a una madre y su hijo, residentes en la vivienda en la que se había declarado el incendio tras comenzar a presentar problemas respiratorios debido a la inhalación de humo, procediéndose a su traslado al hospital comarcal de Laredo. de daños en el edificio, que debido a las altas temperaturas se ha visto muy afectado, destrozando completamente la vivienda e impidiendo al resto de vecinos acceder a las suyas.

El alcalde de Castro Urdiales, Iván González, se desplazó hasta el lugar del siniestro y junto con el personal de Emergencias Castro acordaron la apertura de un albergue provisional de vecinos en el polideportivo Pachi Torre, donde Policía Local, Protección Civil, DYA y Cruz Roja atendieron a 11 personas. El albergue ha sido desactivado en torno a las 10 de la mañana.



/Iván Llamosas. Fotos: Emergencias Castro y Castro Punto Radio.

Un incendio en la calle Aranzal 7 obliga a desalojar a todos los vecinos del edificio