sábado. 22.06.2024

Un grupo de Carabela Portuguesa ha sido avistado esta mañana en la zona interior del rompeolas de Castro Urdiales, concretamente debajo de la Ermita de Santa Ana. La voz de alarma la daba un ciudadano hacia las 9:30 horas, quien ha avistado un ejemplar de unos treinta centímetros dentro de la dársena del puerto castreño, quien inmediatamente se ha hecho con una redeña y desde el mismo muelle de la Cruz Roja la ha sacado del agua.


La curiosidad ha sido tal que varios viandantes que paseaban por el lugar han empezado a inspeccionar la zona, localizando media docena de carabelas de entre veinte y treinta centímetros de longitud en la zona del rompeolas, muy cerca de la zona de baño de San Guillén.

Supuestamente, el viento del Noroeste que ha reinado esta noche ha hecho que este grupo de medusas se acercara a la zona de baño de la Playa de Brazomar, y al rolar el viento a Nordeste ha provocado que las carabelas hayan llegado tan cerca de la dársena del puerto.

Se recomienda a la gente que acuda esta tarde a bañarse a la zona de San Guillén y Playa de Brazomar, extremen las precauciones. Los vientos van a arreciar fuerte del Este y Nordeste y es muy previsible que aumente el número de medusas.

Un patrón de Amegrove tuvo que ser atendido ayer de una picadura

Ayer por la tarde ya fue avistado algún ejemplar a la altura de Cotolino, concretamente, uno de los patrones de Amegrove, Kevin Gambados, hijo del que fuera proel de La Marinera estas dos últimas temporadas, tuvo que ser atendido por la picadura de una medusa al recogerla del agua creyendo que era una bolsa de plástico. Amegrove se acercó ayer a Castro Urdiales para hacer un entrenamiento antes de partir para San Sebastián donde participará en la clasificatoria de la Bandera de La Concha este próximo jueves.


Un grupo de Carabela Portuguesa se cuela en la Bahía de Castro