martes. 07.02.2023

Un obrero de la construcción mató ayer de ocho puñaladas a un compañero

de trabajo en las obras de la Prolongación de la Avenida Virgen del

Puerto de Santoña.
El

agresor, un vecino de Baracaldo de 21 años de edad que trabajaba para

una subcontrata desde hace unos días, se entregó pocas horas después en

las dependencias de la Ertzaintza en la localidad vizcaína de Sestao.
Los

hechos se produjeron sobre las 8.45 horas de la mañana en la zona de

los garajes subterráneos de una urbanización en construcción en la

parte trasera de la Avenida Virgen del Puerto, muy próximas a la Casa

Consistorial de Santoña.
Según fuentes de la Guardia Civil, el

agresor, J.H.S, vecino de Baracaldo, arremetió con un puñal contra

E.Q.M, un operario de grúa de 34 años de edad y residente en la

localidad cántabra de Pámanes.
La víctima, que

perdió mucha sangre, fue atendida sin éxito por una facultativo del

Centro de Salud de Salud de Santoña y la ayuda de un miembro de la

Policía local, falleciendo a los pocos minutos del ataque.

Según fuentes de la Delegación del Gobierno, el agresor había mantenido

una discusión con la víctima la tarde antes del suceso motivada por el

manejo de una manguera en una de las zonas de la obra.

Al

parecer, el presunto homicida no estaba de acuerdo con la decisión de

la empresa que derivó en una trifulca con su compañero.

Todo

quedó así, hasta que en la mañana de ayer, cuando el agresor se dirigió

a su trabajo se encontró con E.Q.M en los garajes subterráneos de la

obra y le asestó ocho puñaladas con un arma blanca, un puñal de gran

tamaño.

A continuación, el atacante, para abrirse paso, subió a

su automóvil y, mientras atravesaba el polígono industrial de Santoña

se estrelló contra otro vehículo que pertenecía a un vecino de Castro

Urdiales.

Al ver que su coche quedó averiado amenazó con su puñal al conductor y le robó el vehículo.

Acto seguido prosiguió la huida por la autovía del Cantábrico en dirección, posiblemente, a su domicilio de Baracaldo.

De la persecución se hicieron cargo los miembros de la Policía Municipal y de la Guardia Civil de Santoña.

A media mañana, J.H.S se entregó a la Ertzaintza en Sestao y puso su arma a disposición de los agentes.

El trágico suceso ha causado una gran conmoción entre la veintena de trabajadores de la obra donde se sucedieron los hechos.

La víctima era muy apreciada por sus compañeros y trabajaba como operario desde principios del pasado verano.

De

hecho, ayer decidieron cerrar la obra por unos días en señal de duelo

por la muerte de E.Q.M, una decisión arropada y apoyada por los

directivos de la empresa Ascan.

El presunto homicida llevaba pocos días trabajando en la obra de

Santoña, sin embargo, ya había levantado cierto recelo entre los

propios empleados por sus continuas provocaciones.

Se

da la circunstancia de que había sido despedido de su trabajo pocas

horas antes de los hechos, y, esta situación podría haber provocado

este lamentable final.

A la Prolongación de la Virgen del Puerto donde se produjeron los

hechos acudieron las brigadas de la Guardia Civil y de la Policía

Municipal, junto a la Policía Judicial y la juez de instrucción número

2 de Santoña, que procedió al levantamiento del cadáver pasadas las

doce del mediodía.

La zona permaneció acordonada durante varias horas.

El supuesto homicida será puesto a disposición del juez de guardia de Baracaldo para proceder al correspondiente interrogatorio.

Extraído de: eldiarioalerta.com

Un empleado de la construcción mata a un compañero en una obra de Santoña