domingo. 04.12.2022

Un joven de 18 años, vecino de la pedanía castreña de Sámano, fue

agredido el pasado lunes por un menor de 17 años en el patio del

instituto 'Ataúlfo Argenta', durante la hora del recreo. Los golpes que

recibió le produjeron la rotura de la mandíbula por tres partes, por lo

que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente. El presunto agresor fue

detenido y pasó a las diez de la noche del mismo lunes a disposición de

la Fiscalía de Menores. En la actualidad se encuentra bajo la tutela de

sus padres.
La víctima, de 18 años, estaba en el interior del patio escolar cuando

fue golpeado por un ex alumno del centro que, pese a su corta edad, ya

cuenta en su historial con una detención por agredir a otro joven.

Ajuste de cuentas

Según

datos aportados por testigos presenciales, el agresor, ex alumno del

centro, entró al recinto escolar el lunes por la mañana acompañado por

un amigo. Al conserje del Ataúlfo Argenta le contó que iba a entregar

unas llaves a un conocido. Sin embargo, todo apunta a que, en realidad,

el menor entró con la intención de 'arreglar cuentas' con la víctima

por una pelea que ocurrió el fin de semana pasado entre las pandillas

de ambos jóvenes.

Según testigos de la agresión, el detenido se

acercó al joven y «sin mediar palabra» le propinó diversos golpes

provocando una fuerte contusión en la boca y la rotura de la mandíbula.



Tras el incidente, los dos jóvenes -ajenos ambos al instituto castreño- huyeron saltando la valla del Ataúlfo Argenta.

El alumno herido fue trasladado en ambulancia hasta el Hospital Comarcal de Laredo donde fue operado para reducir la fractura.

Según fuentes consultadas, fue el director del instituto Ataúlfo

Argenta quien denunció ante la Guardia Civil al menor que agredió a su

alumno. En la denuncia los padres de la víctima aportaron el parte de

lesiones del estudiante.

Denuncias cruzadas

Paralelamente,

un amigo del detenido ha denunciado también al estudiante agredido.

Según su relato, el pasado fin de semana el estudiante le golpeó en un

encontronazo que se produjo también en Castro Urdiales. Ayer, este

periódico intentó ponerse en contacto con la familia del joven,

residente en la Junta Vecinal de Sámano, pero no fue posible su

localización. También la Consejería de Educación intentó de manera

infructuosa durante la jornada de ayer ponerse en contacto con la

familia y el escolar lesionado con el fin de asesorarles legalmente ,e

incluso, facilitarles el apoyo de un psicólogo. No fue posible ya que,

al parecer, estaban en el Hospital de Laredo donde el joven permanece

ingresado.

Extraído de: eldiariomontanes.es

Más información sobre la pelea en el IES Ataúlfo Argenta