miércoles. 21.02.2024

La autopista A-8 volvió ayer a convertirse en escenario de la tragedia. Una mujer de 47 años falleció al colisionar el vehículo en el que viajaba contra un todoterreno que estaba aparcado en el arcén junto al puente de La Arena. Su hermana, que conducía el turismo siniestrado, resultó herida y tuvo que ser trasladada hasta el hospital de Cruces. Al parecer, una mancha de aceite sobre el asfalto pudo desencadenar el accidente. Fue el suceso más grave de una jornada que se saldó con incidentes también en La Avanzada y Usansolo.

El siniestro de Muskiz ocurrió en sentido Bilbao sobre las 10.45 horas. Según informó la Ertzaintza, fue en ese momento cuando el conductor de un 'Citröen Xsara' de color gris perdió el control de su coche debido al aceite desparramado y, tras dar varias vueltas sobre el asfalto, se empotró contra la valla lateral. Sus ocupantes resultaron ilesos, pero el vehículo ocupaba parte de la calzada, por lo que el propietario del 'Jeep Compass' que circulaba a continuación se detuvo en el arcén para ayudar a retirarlo.

La maniobra duró escasos instantes, el tiempo justo para que un tercer vehículo, un 'Peugeot 306' matriculado en León, que tampoco pudo evitar la mancha de aceite, se empotrase contra el todoterreno estacionado. La desgracia quiso que el golpe fuera lateral, lo que motivó el súbito fallecimiento de la mujer que ocupaba el asiento del copiloto, vecina de Castro Urdiales. Su hermana, cinco años menor, tuvo que ser trasladada de urgencia al hospital de Cruces, donde ingresó con pronóstico grave.

Retenciones

«Si llega a ocurrir un minuto antes nos arrolla en plena faena», señalaba ayer el propietario del primer turismo accidentado, abatido por la magnitud de la tragedia. Apenas unos leves cortes en sus manos ponían de manifiesto que había sido víctima de la carretera. «El coche ha quedado siniestro total, pero en estos casos es lo de menos», señalaba todavía en estado de shock. Efectivos de la Ertzaintza retiraron los vehículos implicados pasado ya el mediodía, aunque las retenciones hacia Cantabria tardaron en desaparecer. De hecho, la normalidad en el tráfico no se restableció hasta que se limpió por completo el asfalto.

Antes, a las 9.15 horas, otra colisión por alcance entre cuatro turismos se había saldado con cinco heridos en la Bi-637, a su paso por Erandio. Los afectados fueron trasladados hasta distintos centros hospitalarios, mientras que la caravana colapsó por completo La Avanzada durante buena parte de la mañana. En Galdakao, un camión que transportaba una excavadora y se disponía a acceder a la carretera general desde la autopista superó la altura máxima permitida y quedó encajonado en el peaje de Usansolo, lo que ocasionó también leves retenciones.

Extraído de: elcorreodigital.com

[más información] Muere una mujer en el puente de la A-8 en Muskiz al chocar con