miércoles. 30.11.2022

La Guardia Civil de Cantabria efectuó en la mañana de ayer, domingo, 12

de noviembre, una nueva intervención contra las presuntas

falsificaciones de prendas de vestir y complementos, en esta ocasión,

en la localidad de Oriñón, interviniendo casi 1.600 artículos entre

prendas textiles, complementos y zapatillas deportivas valoradas en más

de 200.000 euros. En la operación se ha detenido a siete personas.

Según la información facilitada hoy por la Guardia

Civil, agentes de este Cuerpo habían tenido conocimiento de que en el

mercadillo semanal que se viene celebrando en la citada localidad

cántabra, se podía estar comerciando con presuntas falsificaciones de

ropa y otros artículos de vestir.

Realizada la

correspondiente investigación, en la mañana de ayer, domingo, se

decidió intervenir, montándose un operativo compuesto por guardias

civiles pertenecientes al Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga

(EDOA), del Puesto y Policía Judicial de Castro Urdiales y la Patrulla

Fiscal Territorial de Laredo.

Tras un primer

reconocimiento a la zona y tras localizar diferentes puestos donde se

podría estar vendiendo los artículos presuntamente falsificados, se

actuó sobre seis puestos de venta ambulante y una furgoneta estacionada

en las proximidades, la cual portaba gran cantidad de zapatillas

deportivas supuestamente falsificadas.

RECUENTO

Tras

la intervención sobre estos puestos y la furgoneta, se realizó el

correspondiente recuento de prendas, dando como resultado la

intervención de 935 prendas textiles, 344 zapatillas deportivas, 209

complementos y 114 bolsos, todos ellos presuntas falsificaciones de

primeras marcas del mercado.

Los casi 1.600

artículos intervenidos han sido valorados en más de 200.000 euros, y

para el traslado de toda la mercancía ha sido necesaria una furgoneta

completamente cargada, lo que hace ver la gran cantidad de efectos

incautados.

En la operación se han detenido a un

total de siete personas, que responden a las iniciales A.G., M..M., M.D

y S.D., todos ellos naturales de Senegal, S.A.A.M natural de Egipto,

E.M.A.N. natural de Perú y R.L. nacido en Marruecos, todos ellos

acusado por supuesto delito contra la propiedad industrial. Por los

hechos se han instruido las correspondientes diligencias.

Extraído de: eldiariomontanes.es

Intervenidas 1.600 prendas falsificadas en el mercadillo de Oriñón