martes. 07.02.2023

El Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha registrado hasta el momento 77 incidencias por las fuertes precipitaciones, 47 de ellas localizadas en el municipio de Castro Urdiales, por los desbordamientos de los ríos Ostende y Brazomar. Asimismo, se han realizado 155 llamadas de emergencia a este centro por este mismo motivo, según informó el Ejecutivo autonómico en nota de prensa. Entre otras intervenciones, los bomberos han rescatado a tres personas de una casa inundada en el barrio El Moral y otras dos en la zona del polideportivo de Sámano, al quedarse atrapados por las fuertes subidas de agua.

En esta misma localidad, los servicios de emergencias han intervenido por varias inundaciones, que han llegado a cortar calzadas y vías de comunicación. Incluso, han afectado a los accesos a la A-8, en esta localidad, y a la altura de Guriezo. En la CA-151, en Nocina (Guriezo) y la N-634, a la altura de Ontón, se han producido sendos argayos.

   También se han visto afectados garajes de las localidades Castro Urdiales, Mioño, Sámano, Otañes y Rada (Voto). Otras inundaciones se han localizado en un instituto de la calle Leonardo Rucabado de Castro Urdiales y en viviendas de varios puntos de la ciudad.

   En el resto de Cantabria, se ha registrado también un socavón en la calzada de la CA-142, Travesía de Liaño, y los servicios de emergencias han trabajado por balsas de agua en dos zonas de la N-623, en Parbayón y Muriedas. En el instituto Ría del Carmen en Revilla de Camargo, los bomberos han intervenido por otra inundación.

   El agua ha producido un corte de carretera en la CA-501, que une Liendo y Limpias. En los barrios de Hazas e Isequilla en Liendo, las inundaciones han afectado a carreteras locales y viviendas. En Laredo, se ha registrado inundaciones en una vivienda y una calzada del barrio de Santa Ana de Laredo; y en la localidad de Sarón, el agua ha alcanzado los 20 centímetros de altura en unos garajes.

   Efectivos del Servicio de Protección Civil del Gobierno regional, encabezados por su director, José Luis Gochicoa, han estado inspeccionando varias áreas de la zona oriental, como es el caso de Entrambasaguas, donde se encuentra un retén de bomberos.

   Además, el Gobierno de Cantabria está en contacto permanente con los responsables de los ayuntamientos de Hazas de Cesto y Solórzano, ya que el caudal del río Campiazo, a su paso por estos municipios, presenta riesgo de desbordamientos puntuales. El Ejecutivo ya ha movilizado a varias dotaciones de bomberos por si se produce algún desbordamiento puntual.

   En apoyo a los servicios de emergencias municipales, el Gobierno de Cantabria ha movilizado en la zona oriental un total de cuatro dotaciones de los parques de bomberos autonómicos, efectivos de Cruz Roja y los Servicios de Protección Civil de Colindres y Camargo.  Todos ellos están trabajando achicando agua en varios puntos para restablecer cuanto antes la normalidad.

Fuente: Agencia Europa Press

El 112 coordina 77 incidencias por las lluvias e inundaciones