miércoles. 24.04.2024

Efectivos de la Brigada de Policía Judicial han identificado a dos grupos de individuos, uno de los cuales, ya ha sido detenido, que se dedicaban a cometer robos en salones de juegos de Santander, Castro Urdiales, Bilbao y Baracaldo, para lo cual, introducían un líquido por la ranura de las monedas, que afecta al sistema electrónico de la máquina, para que el jugador consiga crédito ilimitado, y así termina por llevarse el premio que tiene la ruleta.

Según la información facilitada hoy por la Jefatura de Policía de Cantabria , efectivos de la Brigada de Policía Judicial detuvieron el pasado 30 de septiembre a ciudadano chino, identificado como Y.K. de 27 años de edad, e identificaron a uno de sus cómplices, como presuntos autores de los robos con fuerza cometidos durante el mes de septiembre en salones de juegos de Santander, Castro Urdiales, Bilbao y Baracaldo, donde desvalijaban las máquinas de un tipo de ruleta, después de introducir un líquido por su ranura.

En la misma investigación los agentes identificaron a tres individuos: peruano, portugués y marroquí, respectivamente, miembros de otro grupo que también actuó en Santander, y que cometió robos en Ceuta y en Palma de Mallorca.

La trampa consiste en introducir un líquido por la ranura de las monedas, que afecta al sistema electrónico de la máquina para que el jugador consiga crédito ilimitado, y así termina por llevarse el premio que tiene la ruleta.

Investigación

La investigación de la Policía Judicial comenzó en el mes de septiembre cuando el encargado de un salón recreativo de Santander alertó a la Policía después de que cuatro ciudadanos orientales jugaran en la ruleta de su local.

Como sabía que estaban robando en ese tipo de ruletas en otros sitios de España y, como mientras uno jugaba, los otros trataron de distraer a los empleados, marchándose después de verse observados tras conseguir un premio de 500 euros, alertó a la Jefatura Superior.

Los agentes de la Brigada Judicial comprobaron los hechos y la investigación determinó el procedimiento, que afecta solamente a ese modelo de ruleta. Así, por la ranura de monedas introducen un líquido que afecta a la electrónica de la máquina y, de manera inmediata, el sistema electrónico de crédito de la máquina entiende que el jugador tiene crédito ilimitado, por lo que puede apostar todo el panel y obtener premio seguro.

La investigación se divide en dos partes, al detectar la actuación de dos grupos, uno de ciudadanos orientales y otro compuesto por tres individuos.

Avanzadas las gestiones, se consiguió identificar a uno de los jugadores orientales que actuaron en el centro de Santander y, el día 30 de septiembre, le arrestaron en su domicilio de Castro Urdiales y pasó a disposición judicial.

Se ha comprobado que también robaron en Castro Urdiales y en Baracaldo y el detenido reconoció los hechos. Declaró que los otros tres individuos, compatriotas suyos, vinieron desde Madrid y le propusieron que les informara en qué locales había ese tipo de máquinas, acompañándoles a estas tres localidades donde han robado unos 3.000 euros.

Los agentes consiguieron identificar a uno de sus acompañantes y sus datos se difundieron a nivel nacional para que le arrestaran. A fecha de hoy ya ha sido detenido.

Otro grupo

Mientras investigaban a ese grupo, la Policía conoció la existencia de otros individuos que habían actuado de igual manera en otro salón de juegos de Santander.

Consiguieron identificar a un ciudadano peruano de 26 años, a un portugués de 23 años y a un marroquí de 22 años, de los que también saben que actuaron en Ceuta y Palma de Mallorca, con un botín total en torno a las 3.000 euros.

Como los otros, sus datos se han difundido a nivel nacional para proceder a su detención y conocer en qué otros lugares han conseguido robar en este tipo de ruletas.

Hay una investigación a nivel nacional contra estos delincuentes que, con diferentes líquidos, consiguen "engañar" a las máquinas, señaló la Jefatura de Policía de Cantabria .

Extraído de: eldiariomontanes.es


Detenidos los miembros de dos bandas que se dedicaban a cometer robos en salones