lunes. 17.06.2024

El fuerte oleaje, que llegó ayer hasta los once metros de altura, ocasionó en Castro Urdiales cuantiosos daños materiales en el paseo marítimo, centros culturales y deportivos, y en diferentes calles donde se inundaron algunos bajos y viviendas de la zona próxima al Pedregal. Es el caso de la lonja de Juan Pedro Acebal, el castreño que representará el papel de Jesucristo en la Pasión Viviente de Castro y que a primera hora de la mañana de ayer tuvo que achicar agua de su garaje durante hora y media. «Cuando me he levantado a las 7,15 de la mañana no podía salir del portal, debido a la cantidad de agua que corría por las calles».

Una de las zonas más afectadas por el fuerte oleaje fue el pabellón de actividades náuticas, en el que el agua derrumbó el tabique frontal, lo que permitió que el agua entrase con facilidad al pabellón, rompiendo palazones, embarcaciones de la escuela y todo tipo de material deportivo. Asimismo, el agua arrancó 120 metros de barandilla del Paseo Lolín, arrastrando árboles, bancos, jardinera, baldosas; ocasionó daños en tres coches y provocó inundaciones y destrozos en el Hotel Miramar, el centro musical García Basoco y en la Casa de la Naturaleza.

Extraído de: eldiariomontanes.es

Daños importantes en el pabellón de actividades náuticas