lunes. 06.02.2023

Las investigaciones sobre el tiroteo ocurrido la madrugada del domingo al lunes en un garaje de Castro Urdiales y en el que rsultaron ilesos dos escoltas continúan abiertas. La Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil continúa recogiendo posibles pistas, que se sumarían a los casquillos de bala hallados en el lugar de los hechos. Oficialmente no se ha dado aún ninguna versión de lo sucedido, aunque fuentes de la investigación apuntan a que una persona disparó al coche de los escoltas y uno de ellos respondió con su arma.

El otro escolta no iba armado en ese momento. Por el momento, se sigue trabajando en todas las hipótesis, aunque la investigación de las Fuerzas de Seguridad descarta que se trate de una acción terrorista.

Los dos escoltas son vecinos de Castro Urdiales y pertenecen a una empresa de seguridad privada. Se encargan de proteger a dos concejales de los municipios vizcaínos de Sestao y Trápaga, respectivamente.

El coche, un Toyota Auris, recibió en total cuatro impactos de bala, según informaron fuentes de la investigación. En el lugar se recogieron siete casquillos de bala, todos ellos de calibre 9 milímetros parabellum.

Extraído de: elalerta.com

Continúan las investigaciones sobre el tiroteo entre escoltas