miércoles. 21.02.2024

El Juzgado de lo Penal número 1 de Santander ha condenado a un año de

cárcel y 70 días de trabajos en beneficio de la comunidad a un hombre

que quemó el coche que utilizaba habitualmente su ex novia tras haber

escuchado por el teléfono móvil una conversación entre la mujer y un

amigo de ésta.
Los hechos sucedieron en Castro Urdiales el pasado 4 de abril, cuando a

la mujer se le activó accidentalmente el teléfono móvil mientras

hablaba con un amigo, de modo que la conversación entre ambos fue

escuchada por el acusado, Ignacio M.A., de 39 años.

La sentencia

considera probado que el procesado comenzó a insultar a través del

móvil a su ex novia y amenazó con «limpiar el forro» al hombre que se

encontraba con ella en el coche si los encontraba juntos. Luego

telefoneó insistentemente a la mujer.

Como no pudo hablar con

ella, se dirigió hacia el lugar donde estaba aparcado el coche que

utilizaba su ex novia, un vehículo propiedad de un amigo de ésta, y lo

incendió.

Cuando fue detenido por la Policía Local de Castro

Urdiales, Ignacio M.A. manifestó que «cuando terminara iba a salir a

por ella» (en referencia a su ex novia) y más tarde aseguró a la

Guardia Civil que «si esta vez lo había hecho a la luz del día, podían

imaginarse lo que podía hacer de noche».

«La próxima vez me la

llevo por delante», amenazó el procesado, según las palabras que recoge

el juez en su sentencia. Durante el juicio, Ignacio M.A. se declaró

autor de un delito de amenazas en el ámbito doméstico y de un delito de

daños.

Además de las penas de cárcel y de trabajos sociales, el

juez le prohíbe acercarse a su ex novia o ponerse en contacto con ella

por cualquier medio durante dos años y le condena a indemnizar con

8.000 euros al propietario del coche, que quedó inservible.

Ignacio M.A. se encuentra en prisión desde el día siguiente a que se produjeran estos hechos y el juez ordena que siga allí.

Extraído de: eldiariomontanes.es

Condenado por quemar el coche de su ex pareja en un ataque de celos