domingo. 25.02.2024

La sección tercera de la Audiencia de Cantabria ha condenado a cinco

años de prisión a Ángel Luis G. M. por apalear e intentar secuestrar en

agosto de 1999 a una pareja en Castro Urdiales. Por estos mismos hechos

ya fueron condenadas a igual pena otras tres personas. Ángel Luis,

cómplice de los anteriores, no pudo ser juzgado en junio de 2005 por

encontrarse en paradero desconocido.
Según declara probado la sentencia, el día 22 de agosto de 1999 el

acusado, de acuerdo con sus tres compinches, se trasladó a las

inmediaciones del domicilio de la pareja agredida, ubicado en la

Urbanización Vista Alegre de Castro Urdiales. Una vez allí esperó con

sus acompañantes a que los moradores de la vivienda salieran, lo que

hicieron por el acceso al garaje. En ese momento Ángel Luis y los otros

implicados se abalanzaron sobre la pareja y comenzaron a agredirla,

obligándola a apearse de la moto. En la paliza utilizaron un palo de

gran grosor, tipo bate, además de patadas y puñetazos.

Tras

golpear a la mujer en la cabeza, fue introducida en un automóvil,

siendo retenida en su interior hasta que la víctima pudo escapar del

lugar a toda velocidad.

Mientras tanto, su novio seguía siendo

apaleado por Ángel Luis y los demás agresores, que lograron trasladar a

la víctima hasta el coche, donde intentaron introducirle en el

maletero. En ese momento aparecieron en el lugar algunos vecinos de la

urbanización que advirtieron a los agresores de que la Guardia Civil

había sido alertada. Entonces, abandonaron el lugar en el vehículo en

el que habían llegado al lugar.

Desde que sucedieron los

hechos hasta el 2 de junio de 2003, en que fue detenido tras ordenarse

su busca y captura, Ángel Luis permaneció en paradero desconocido.

Extraído de: eldiariomontanes.es

Condenado el cuarto implicado en un intento de secuestro