sábado. 26.11.2022

La retirada de la subvención a las dos líneas de autobús Bilbao-Castro por parte de la Diputación, en octubre de 2005, se ajustó a derecho. Así lo acaba de sentenciar un juez de la capital vizcaína. El magistrado considera que la institución foral no tenía la obligación de financiar los servicios porque su titularidad corresponde al Ministerio de Fomento, al enlazar dos comunidades autónomas diferentes: Euskadi y Cantabria.

La decisión del Departamento de Transportes suscitó una dura polémica a finales de 2005. La empresa adjudicataria, Encartaciones SA, la misma que gestiona el Bizkaibus en la Margen Izquierda y zona minera, inició entonces una batalla legal en los tribunales. Los trabajadores se movilizaron por miedo a perder sus puestos de trabajo. Y los usuarios, unos 800.000 al año, también mostraron su temor a que las frecuencias disminuyeran.

Sin embargo, lo único que cambió fue el hecho de que los vehículos dejaron de llevar los distintivos forales y los jubilados perdieron el generoso descuento que existía. El transporte colectivo sigue uniendo la capital vizcaína y la localidad cántabra cada media hora. Uno de los autobuses va por la zona minera, mientras que el otro viaja de forma directa a través de la autopista. El propio juez cita en su sentencia: «Parece ser que todo continúa funcionando con absoluta normalidad».

«Ajustada a derecho»

En su fallo, el titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Bilbao estima que Transportes actuó de forma «ajustada a derecho» al retirar la financiación a la línea, ya que, «al ser la concesión de la misma de carácter estatal, la recurrente, Encartaciones SA, no está gestionando ningún servicio público cuya prestación sea competencia de la Diputación».

El magistrado argumenta que la institución foral sólo aportaba fondos de forma voluntaria, «a fin de mejorar la prestación del servicio explotado por la empresa adjudicataria por cuenta del Estado». Por ello, «desde ese punto de vista, resulta evidente concluir que el apoyo económico, en tanto otorgado, puede también ser retirado por la Administración regional».

Fuentes de la Diputación valoraron ayer de forma «positiva» la sentencia, porque «demuestra que teníamos razón cuando tomamos la decisión». Contra el dictamen judicial cabe recurso.

Extraído de: elcorreodigital.com

Un juez avala la retirada de la subvención foral a las líneas de autobús Bilbao-