martes. 07.02.2023

El consejero de Sanidad, Luis Truan, ha tachado hoy de "injusta y desproporcionada" la huelga general convocada por UGT. CC.OO. y CSI-CSIF en el Servicio Cántabro de Salud (SCS), al tiempo que ha negado "absoluta y rotundamente" que se hayan incumplido los acuerdos en materia de desarrollo profesional. En este sentido, precisó que desde la Administración sanitaria se ha decidido aplazar hasta enero de 2011 el pago de un complemento salarial, con efectos retroactivos a 2010, pero no se ha planteado "no reconocer" este derecho a los trabajadores que lo tengan.


Truan señaló además que en las reuniones mantenidas con los sindicatos se ha constatado que la similitud entre las propuestas y demandas de las partes es "superior al 90 por ciento" y se mantienen abiertas las líneas de negociación, por lo que confió en que se alcance un acuerdo en los próximos días y el paro "no se llevará a efecto".

El consejero hizo estas declaraciones al ser preguntado en rueda de prensa por la huelga convocada del 15 al 30 de enero por los tres sindicatos por la "negativa" de la Administración a cumplir los acuerdos sobre el pago de los grados III y IV de desarrollo profesional.

El pago de estos complementos supondría este año entre 4 y 5 millones de euros, según el consejero, quien justificó su aplazamiento por el ajuste de las disponibilidades presupuestarias para "sacar adelante" al SCS, pero "nadie ha dicho que no se vayan a reconocer los derechos" de los trabajadores", reiteró.

Al respecto, destacó que en los tres últimos años, la nómina del SCS se ha incrementado en 40 millones de euros, lo que supone el 10 por ciento de la masa salarial.

Para Truan, la huelga es "injusta" con el propio SCS y también con los ciudadanos, y no responde a una circunstancia "excepcional", sino al aplazamiento de un pago; y "desproporcionada" en relación con la situación que están viviendo "muchos" otros trabajadores, que corren el peligro de perder su puesto.

En este sentido, consideró "impúdico" que el aplazamiento de un complemento salarial en personas que tiene su trabajo "garantizado" provoque la convocatoria de una huelga, una medida cuya "desproporción" puede dar lugar a que "algunas personas" no se sumen a ella, aventuró a preguntas de los periodistas.

El consejero aseguró que el SCS está cumpliendo "escrupulosamente" los acuerdos con los sindicatos, y no se está pidiendo "algo desorbitado", ni "dramático, ni traumático" con este aplazamiento, que en otras comunidades autónomas se ha aplazado "mucho más allá" de 2010 o "sine die", o incluso se ha anulado.

Truan dijo que le "llama la atención" que personas que tienen un puesto de trabajo garantizado "den como respuesta" a la decisión del SCS una huelga de 15 días, que no es indefinida, precisó.

Negó asimismo que se incumplan los acuerdos, ya que de ser así se habrían presentado demandas judiciales por vulneración de derechos, y "hasta ahora nadie ha demandado al SCS", recalcó.

El consejero se refirió también a los presupuestos de su departamento para 2010 y dijo que ha sido una de las tres Consejerías en los que han crecido, un 0,6% (unos 800 millones de euros), y prácticamente "todo" el aumento se destina al capítulo de Personal.

"Aún así, hay que apretarse el cinturón", señaló Truan, quien precisó que aunque espera que se llegue a un acuerdo para desconvocar la huelga, hay "unas líneas" que desde la Consejería "no podemos traspasar".

Truan tacha de injusta y desproporcionada la huelga convocada por los sindicatos