miércoles. 28.02.2024

Un centenar de funcionarios y trabajadores del Ayuntamiento de Castro

Urdiales se concentraron ayer para mostrar su apoyo a los compañeros

que han denunciado casos de acoso laboral en el Consistorio. Los

participantes en esta protesta pidieron que «el tripartito cese su

actitud negativa hacia los trabajadores y, en concreto, hacia el

titular de la Secretaría municipal, José Manuel Ballesteros». «Todos

somos José Manuel» corearon ayer los participantes en la concentración

que se celebró frente a la Casa Consistorial entre las diez y diez y

media de la mañana.
El lema llevó al trabajador municipal, que se situó en un discreto

segundo plano, al borde de las lágrimas. Ballesteros confesó a Punto

Radio DM, que se había emocionado y agradeció a sus compañeros «el

respaldo moral recibido».

Pitos, sirenas y lemas sonaron en la

jornada de ayer coreados por un nutrido grupo de funcionarios y

trabajadores municipales. En el transcurso de la concentración, los

empleados reclamaron en varias ocasiones la dimisión del tripartito

municipal (PP, PRC e IU).

Con este acto da comienzo una serie de

movilizaciones programadas para reclamar «respeto y negociación al

equipo de gobierno municipal» al que le llovieron ayer nuevas y

ensordecedoras criticas como 'Tripartito a Marbella' y 'Para el

hormigón si hay negociación', entre otras.

En la concentración

participó Nicolás Ruiz Pereda, como representante de la Federación de

Servicios Públicos de UGT Cantabria. El sindicalista señaló que el

comportamiento del equipo de gobierno «es intolerable y ha perdido los

papeles. Ahora le toca el turno al secretario como antes les pasó a

otros funcionarios, policías locales e incluso a vecinos».

Expediente a Ballesteros

Antonio

Alonso, presidente de la Junta de Personal y Comité de Empresa en el

Ayuntamiento de Castro Urdiales, denunció ayer que el alcalde ha

sancionado con una falta leve al secretario, «esta vez por ir al médico

y no acudir a la celebración de una Junta de Gobierno cuando el

funcionario estaba de baja».

Por su parte, Ballesteros indicó

ayer que «el alcalde no me puede expedientar por ir al médico para

coger la baja que pedí por el acoso laboral que vengo sufriendo. Que no

lo puede hacer se lo ratificó ya al regidor municipal la responsable de

Recursos Humanos del Ayuntamiento castreño», señaló. Muguruza ya había

remitido anteriormente un expediente disciplinario contra Ballesteros a

la Dirección General de Administración Local.

Extraído de: eldiariomontanes.es

«Todos somos José Manuel»