martes. 16.04.2024

En los últimos dos días mucho se está hablando del agua que llega a Castro Urdiales. Y es que si el miércoles el equipo de gobierno local acusaba al Ejecutivo cántabro de aplicar la política de 'a Castro ni agua', un día después, la vicepresidenta cántabra, Dolores Gorostiaga, replicaba al Ayuntamiento castreño recordando las inversiones del Gobierno regional en el municipio a través de la Autovía del Agua, y la tercera fase de saneamiento, entre otras actuaciones.

Pero si hay alguien en el municipio de Castro Urdiales que puede decir que carece de agua 'de calidad' esos son la mayoría de los vecinos de la pedanía castreña de Ontón que llevan toda su vida sin saneamiento, y administrándose su propio agua a través de pozos que algunos de ellos construyen. Y es que, actualmente, en esta pedanía convive una población cercana a los mil habitantes. Esta situación fue denunciada ayer públicamente por el alcalde pedáneo, Francisco Javier Gil (PSOE).

En su comparecencia, Javier Gil fue muy claro y conciso y advirtió que si las administraciones competentes no solucionan los problemas de agua que sufre Ontón, recurrirá al alcalde de Muskiz (Vizcaya), «con el que tengo una buena relación, y solicitaré el agua del Gran Bilbao». «Si no quieren darme el agua, que no me lo den, ya me pondré en contacto con el Gran Bilbao para que me pongan los contadores, me haga los saneamientos y que me cobren lo que me tengan que cobrar».

Así de rotundo se mostró el pedáneo de Ontón, que aseguró que nadie ha puesto interés en solucionar esta problemática. «He sufrido anteriormente los temas del agua, y a fecha de hoy y después de 20 años, no se ha solucionado nada».

En este sentido, Gil consideró que ocho meses desde las elecciones, es tiempo suficiente para poder solventar los problemas que tenemos en el pueblo de Ontón. «Me parece muy bien todo lo que se ha hecho con la Autovía del Agua y demás, pero todos los ciudadanos de Cantabria deben saber que en Ontón no tenemos agua potable», apuntó el alcalde socialista. «No tenemos depuradora, en algunas casas no llega el agua ni a 0,5 metros cúbicos de presión, incluso en algunas viviendas no tienen agua y utilizan un pozo», apostilló.

«Ontón existe»

El presidente de la Junta Vecinal aseguró, además, que no tienen saneamientos en el más del 50 por ciento de la pedanía, situación que es insostenible. Del mismo, modo aseveró que en El Haya hay una zona industrial integrada por un hotel y una gasolinera que no tiene saneamiento. «Yo sé que Ontón existe porque existo yo».

Ante esta situación, Javier Gil anunció que remitirá un escrito a la administración competente en esta materia para solucionar definitivamente este problema. Pero recordó que en caso de no recibir una respuesta acudirá a sus vecinos vizcaínos.

Pero las quejas tanto de los vecinos como de su alcalde no acaban aquí, ya que ayer todos coincidieron a la hora de señalar que las cantidades que pagan por la conocida 'contribución', oficialmente Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), de las viviendas es «muy superior a la que pagan los vecinos de la Gran Vía en Bilbao», según comentó Javier Gil.

Pozos sépticos para sanear, agua que no puede beberse porque tiene bichos e impuestos altos por unos servicios deficientes. Una realidad que los vecinos de Ontón están viviendo en pleno siglo XXI.

Extraído de: eldiariomontanes.es

«Todos los cántabros deben saber que en Ontón no tenemos agua potable»