jueves. 02.02.2023

La obra está parada por el Ayuntamiento desde hace ocho meses

El asunto se remonta a marzo de 2002, cuando Promociones ICP obtiene licencia para construir 9 viviendas unifamiliares, si bien la excavación no empezaría hasta septiembre de 2003, momento en el que Otro Castro presentó denuncia por destrucción del camino público, eliminación de árboles autóctonos, e invasión de una porción de Suelo No Urbanizable de Especial Protección Ecológica.



El Ayuntamiento reconoce en un informe la existencia de numerosas irregularidades en la citada urbanización.

Recientemente, Otro Castro Es Posible ha recibido notificación sobre la apertura de expediente sancionador contra el promotor en la que se ratifican una buena parte de las denuncias presentadas por nuestra asociación, y en el que además descubrimos que no se ha pagado el aval bancario al que se obliga a los promotores, como garantía por las obras de urbanización; estamos hablando de una cantidad nada desdeñable de 54.237 €.

Se señala también que las obras están caducadas, cuestión esta última que entendemos muy importante, pues los efectos jurídicos que recaen sobre el promotor son similares a los de una obra ejecutada sin licencia.

Se constata también en el informe municipal que una de las edificaciones se ha ejecutado sobre el vial público, es decir, que al promotor no le ha bastado con cargarse el camino público e invadir suelo protegido, sino que también ha ocupado los terrenos que tenía obligación de ceder.

Artículo completo:

http://www.otrocastro.com/modules/news/article.php?storyid=83

Otro Castro pide la demolición de los chalés de Chinchapapa