lunes. 11.12.2023

A continuación publicamos un correo electrónico que hemos recibido en nuestra redacción en el cual un peregrino narra su experiencia en su paso por Castro Urdiales. Nos ha llamado mucho la atención y sinceramente, nos ha hecho sentir vergüenza y preguntarnos si es esta la imagen que Castro Urdiales quiere dar a los visitantes.

Procedemos a publicar el email integramente a continuación:


Buenos días: soy un funcionario del Ayuntamiento de Santiago de Compostela que realizó el trayecto andando del Camino Norte de Santiago, y que el pasado día 9 de agosto llegó a Castro Urdiales -final de etapa desde Pobeña-, después de andar 24 kms y quiero contarles lo que pasó en su "hospitalaria" ciudad:

Ese día sobre las 4 de la tarde, llegué con mi hijo y una compañera, al albergue situado al lado de la plaza de toros, que sólo dispone de 16 insuficientes plazas, y me encuentro que está todo ocupado. El hospitalero (por llamarlo de alguna manera), un chico joven, empeñado en demostrarnos lo mucho que quería a su novia a los demás peregrinos que estábamos por allí, nos fué advirtiendo a los que íbamos llegando sin plaza (en total unos 14 peregrinos más) que nos las teníamos que apañar en el suelo sin colchón o a la intemperie en la hierba fuera del local. Dada la situación y con los demás hostales de la ciudad también completos, llamé a la policía local y después de 10 minutos me contesta el agente nº 55 y según palabras textuales de dicho agente "que no podían hacer nada, que la concejala de Turismo de Castro Urdiales les había dado instrucciones verbales de que o bien dormíamos en el suelo o en el campo confirmando la opinión del hospitalero, o bien que nos fuéramos otros 11 kms. más al albergue de Guriezo (al que llamé y también estaba completo) sin más explicaciones ni soluciones y acabando por dormir finalmente en el suelo. Luego nos enteramos que en Castro hay dos polideportivos ¿para qué?

Esta es la situación que denunciamos en la oficina de información y turismo que dirigimos al gobierno de Cantabria, que por cierto elabora una guía del Camino norte a Santiago en las que anima a todos a recorrerlo y que luego resulta que la mayor parte discurre por el asfalto de las carreteras¡¡¡¡!!!!.

A la señora concejala de Turismo, de la que nos enteramos que le gusta ir a ferias de turismo como Fitur, no le debe gustar nada lo del Camino, seguramente si lo hiciera no lo haría con mochila y tendría asegurado dormir en paradores o buenos hoteles pagados por el pueblo y ese pueblo tan bonito, no merece gobernantes que dan respuestas así. Cuando algún día venga a Santiago de Compostela, no me gustaría corresponderle de la misma manera enviándola a dormir al parque de la Alameda.

Los peregrinos no somos turistas ni tampoco mendigos pidiendo cama, sinó habrá que pasar de largo por Castro Urdiales.

'Nuestras únicas opciones eran dormir en el suelo o andar 11Km más'