martes. 28.05.2024

Mediante este comunicado de prensa Otañes Turismo Rural S.L. quiere dejar expresa constancia de que mediante un informe de 29 de Enero de 2010 elaborado por parte de los Servicios Técnicos Municipales del Ayuntamiento de  Castro-Urdiales, se desmienten todas las falsas acusaciones vertidas por D. Juan Antonio Bazán Perales y la Asociación que preside “Otro Castro es Posible” y se deniega su petición de paralización de las obras de reconstrucción de la Casa Barón, remitida al Sr. Concejal Delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Castro Urdiales, y difundida en nota de prensa a los medios de comunicación y agencias de noticias en fechas recientes.


Desconocemos los motivos que han impulsado a Don Juan Antonio Bazán Perales a remitir al Sr. Concejal Delegado de Urbanismo una carta pidiendo la paralización de las obras de reconstrucción de la casa Barón, por entender que su licencia era ilegal con argumentos no contrastados y cargados de demagogia que ahora son desmentidos categóricamente por el informe de los Técnicos de Urbanismo del Ayuntamiento de Castro-Urdiales.

Mencionar que dicha denuncia, y correspondiente nota de prensa son tramitadas y firmadas por Don Juan Antonio Bazán Perales bajo el amparo de la asociación Otro Castro es Posible a diferencia de otras notas de prensa de dicha asociación que se firman y son aprobadas por la mencionada asociación de forma colegiada.

Por todo esto, Otañes Turismo Rural S.L. va a hacer uso de cuantas acciones legales sean pertinentes contra D. Juan Antonio Bazán Perales y contra la citada Asociación, tendentes a la defensa de su fama y buen nombre que han sido gravemente lesionados por las falsas y lamentables acusaciones y manifestaciones vertidas que pueden ser constitutivas de delito, llegando incluso a acusarnos de obtener un lucro consentido por parte del Ayuntamiento.

A continuación desmentimos, como ya lo han hecho los servicios técnicos de urbanismo, y aclaramos de una vez por todas, cada una de las manifestaciones contenidas en la citada carta de denuncia dirigida al Sr. Concejal Delegado de Urbanismo.

“En noviembre de 2008, nuestra asociación denunció la demolición ilegal de la casa Barón, asunto que ha tenido como consecuencia un expediente de restauración de la legalidad además de un expediente sancionador” La denuncia, aludida por el Señor Bazán, se produce el 5 de noviembre de 2007 no de 2008 en la página web de la asociación Otro Castro es Posible, y que titulaban “Demolición del mirador modernista de la casa Barón” Como es conocido por los Servicios Técnicos de Urbanismo por facturas, material fotográfico etc..., dicho mirador fue desmontado por secciones y trasladado a un taller especializado para su recuperación. El mirador no fue demolido y por supuesto, esta falsa denuncia es anterior, y no tiene nada que ver, con  los hechos que motivaron la apertura de ambos expedientes por parte del Ayuntamiento, y que suceden, varios meses después, finales de enero de 2008: nos referimos al colapso inevitable e inminente derrumbe de los muros de la Casa Barón. Nuevamente nos encontramos con otro artículo incierto, firmado por Juan Antonio Bazán Perales que publica cuanto menos, sin contrastar la veracidad de la información.

“La planta del edificio no es la misma que la del edificio original, teniendo el nuevo edifico unos diez metros cuadrados de exceso superficie”. La planta de la antigua Casa Barón es exactamente la misma, no así la planta del mirador modernista contiguo a la casa, construido en época posterior en la finca colindante sobre terreno rústico. Por lo tanto, la ampliación del mirador modernista, elemento independiente de la Casa Barón, aunque adosado a ella no computa como superficie construida de la Casa Barón, sino como superficie construida en la finca colindante teniendo ésta, coeficiente de edificabilidad suficiente para aguantar esta ampliación y siendo también propiedad dicha finca de Otañes Turismo Rural. Tras una exhaustiva comprobación por los Servicios Técnicos de Urbanismo de todos los documentos aportados y teniendo en cuenta también matices estéticos y de mejora de la estructura del mirador modernista anexo a la Casa Barón, se aprueba y se presenta anexo al proyecto de reconstrucción de la Casa Barón incluyendo toda la documentación antes mencionada, que se visa en el colegio de arquitectos de Santander el 10 de Septiembre de 2009 y se le hace llegar por registro a Urbanismo el 21 de Septiembre de 2009, para que sea informado por este Departamento. Esta pequeña ampliación del mirador conlleva lógicamente la instalación de unos cierres nuevos bajo él y una pequeña ampliación de la cubierta del mirador.

“La fachada del edificio se ha modificado sustancialmente hasta el punto de que en la nueva casa Barón aparecen tipologías arquitectónicas extrañas al edificio”. Las “tipologías arquitectónicas extrañas” al edificio que según este señor, son los dos miradores en fachada y la balconada con vuelo que va entre ellos, pertenecieron todos a la casona desde que se reconstruyó en 1883 como demuestran las fotos de época que se reproducen y donde se aprecian tanto los miradores como la balconada con vuelo. Los primeros se perdieron en la segunda mitad del siglo pasado y la balconada “que nunca existió según el señor Bazán”, es junto con los miradores en fachada “viejos conocidos” como manifiestan los técnicos de urbanismo en el informe. Estas “tipologías arquitectónicas extrañas al edificio, según Bazán” están en el primer proyecto de rehabilitación desde el año 2006, y son el resultado de haber demostrado ante los Servicios Técnicos de Urbanismo su existencia por medio de documentación gráfica y determinar estos que son dignos de recuperarse contribuyendo a una rehabilitación fiel de lo que fue el edificio original de la Casa Barón, y no de la Casa Barón de 2007.
El hecho de que en los balcones donde se van a colocar los miradores no se hayan colocado los esquinales de piedra caliza responde a que dichos miradores tapan por completo dicha piedra, como se puede comprobar en las fotografías de época, y por lo tanto no afectan de ninguna manera al resultado final de la fachada. Ni son, en esta reconstrucción, ningún elemento estructural. Tanto el permiso de obras de rehabilitación como después el de reconstrucción, contemplan que las obras se realizarán con una nueva estructura y distribución interior, manteniendo las fachadas, lo cual está siendo escrupulosamente respetado.

“Se ha modificado la altura y la cubierta del edificio” .Según planos y mediciones realizadas en fecha 26 de Enero de 2010 se han comprobado las cotas en obra con aparato electrónico de medición por el arquitecto técnico Julio Bilbao Opitz quien firma dichos planos que se entregan a los Servicios Técnicos de Urbanismo del Ayuntamiento. El resultado de la medición es que no se ha variado la altura de la cubierta ni de la cornisa. En cuanto a la modificación de la cubierta, sólo se ha adaptado ésta a la ampliación del mirador aprobada.
Según el informe de los técnicos de urbanismo hay que recalcar que el bajo cubierta, siempre fue una planta habitable y siempre tuvo una altura más que suficiente, por lo que no se puede considerar un sobrado desván o trastero, como manifiesta el señor Bazán.

”Se ha modificado sustancialmente el elemento más singular de la casa Barón, el mirador galería de estilo modernista”. Dicha modificación se ha realizado teniendo en cuenta, todos los criterios: legal, técnico, incluso de mejora estética. Todos los datos, documentos y pruebas presentados ante el Departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Castro Urdiales, han sido recogidos en un informe que se incluye en el anexo a la reconstrucción de la Casa Barón visado por el colegio de arquitectos  e informado por los técnicos del Departamento de Urbanismo.

“Denunciamos, por otro lado, que estas variaciones se han hecho con ánimo de lucro No parece ni justo ni coherente que después de haberse instruido un expediente de restauración de la legalidad para reparar el daño causado por la demolición de un edificio protegido, Otañes Turismo Rural S. L. consiga plusvalías más allá de las que se hubiera permitido con la correcta rehabilitación del edificio”. Las variaciones no se han hecho con ánimo de lucro, primero la mayoría de estas modificaciones ya estaban en el proyecto de rehabilitación del edificio con lo que no se ha conseguido ninguna plusvalía, sino todo lo contrario, cada mirador en madera en fachada cuesta 18.000€ y nadie nunca nos obligó a recuperarlos puesto que en Urbanismo desconocían su existencia, hasta que les enseñamos la documentación grafica y consideraron interesante recuperarlos a nuestro cargo, siempre guiados por una rehabilitación lo más ajustada posible a lo que fue el edificio a finales del siglo XIX. El resto de las variaciones corresponden al anexo aprobado por los Servicios Técnicos de Urbanismo.
Por último, aconsejar al Señor Bazán, que en vez de preocuparse tanto, de la reconstrucción de “La Casa Barón”, se preocupe de  las obras de rehabilitación que se desarrollan en la vieja “Estación de Otañes”, de las cuales, es el responsable directo de las mismas, como director de la Escuela Taller, y recordarle que dicho edificio, “La Estación de Otañes”, está catalogado con la ficha B-38 del plan general, correspondiente al catálogo de protección arquitectónica del Ayuntamiento de Castro-Urdiales, con la misma protección que” La Casa Barón”.

Fuente: Otañes Turismo Rural S.L

NOTA DE PRENSA; Las obras de reconstrucción de la Casa Barón prosiguen a buen ritmo