jueves. 29.02.2024

El consejero de Presidencia y Justicia, Vicente Mediavilla, ha afirmado

que lo ocurrido hoy en Castro Urdiales, donde se ha confirmado una

explosión en el Alto de la Granja y otra está pendiente de confirmar,

es una "especie de pataleta" y de "no querer asumir las reglas normales

de juego" por parte de los "violentos de siempre" ante la designación

de Patxi López como 'lehendakari'.
El consejero, que se trasladó a Castro Urdiales para comprobar el

alcance de lo sucedido, señaló en declaraciones a los medios de

comunicación que este hecho es una forma de "hacerse notar" por parte

de "aquellos pocos" ante el "normal funcionamiento" de las

instituciones democráticas, que es "lo que quiere y desea" el pueblo

español y el vasco.

En este sentido, destacó que los ocurrido es "la reacción de los

violentos" ante lo que es "un día feliz" para los demócratas, por la

designación del nuevo 'lehendakari', Patxi López, que constituye una

"situación normal de higiene democrática".

Mediavilla subrayó que frente a ello hay que "seguir confiando"

en las instituciones democráticas y en el "buen trabajo" de las Fuerzas

y Cuerpos de Seguridad del Estado y de la Administración de Justicia

para que los autores de estos hechos "terminen entre rejas".

DAÑOS DE "ESCASA ENTIDAD"

Por otro lado, el consejero se felicitó porque no se hayan

producido daños personales, sino sólo materiales y de "escasa entidad",

por lo que reiteró que los que sus autores han pretendido es alterar el

"normal funcionamiento" de las instituciones ante la toma de posesión

del nuevo 'lehendakari', pero que "no se va a empeñar para nada",

recalcó.

En el caso de explosión todavía sin confirmar, explicó que en un

primer momento no se quiso llegar hasta el repetidor del Monte Cueto

donde supuestamente se habría producido porque el acceso es muy

estrecho, de menos de un metro, con una curva a la derecha, y podría

existir una posible trampa, por lo que se ha esperado a la llegada de

los artificieros para descartar este extremo y hacer la correspondiente

valoración.

Señaló que también en este caso, como en el primero, la supuesta

explosión se ha conocido por el aviso de un ciudadano que dijo haberla

escuchado, extremo éste que se está intentando confirmar.

Recordó que se ha procedido al desalojo del colegio Menéndez

Pelayo de Castro Urdiales y se ha trasladado a los niños a un "lugar

seguro", en concreto a una cercana residencia geriátrica, sobre todo

para evitar cualquier posible daño y por seguridad preventiva.


Extraído de: europapress.es

Mediavilla cree que los ocurrido es una "pataleta" ante la designación de Patxi