sábado. 01.10.2022

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria juzgará

mañana, a partir de las 10.30 horas, y con un jurado popular, al

colombiano Jefferson E.F., acusado de asesinar a un joven vasco a la

puerta de una discoteca en Castro Urdiales.

El fiscal solicita 18 años de prisión para el procesado, que ha

protagonizado dos huidas de la Justicia Española, la última el 30 de

mayo de 2006, cuando se fugó de la Prisión Provincial de Santander,

escondido entre bolsas de basura.

La primera fuga la realizó en el año 2002, cuando Jefferson regresó

a su país natal para evadirse de la Justicia tras la muerte del joven

vasco Víctor Manuel Santillana Garay el 23 de marzo de ese mismo año.

Al encontrarse en paradero desconocido, no pudo ser juzgado en

noviembre de 2003, aunque sí lo fue otro compatriota, J.A.O.E., que se

encontraba con él en la noche de autos.

J.A.O.E. fue absuelto por el magistrado Bruno Arias, tras disolver

al jurado popular que debía pronunciarse sobre la inocencia o

culpabilidad de éste, ante la evidente "falta de pruebas de cargo" para

condenarlo. Se da la circunstancia ahora de que J.A.O.E. -que estuvo

interno 20 meses en prisión preventiva por esta causa- deberá de

comparecer como testigo en el juicio contra su compatriota.

También se volverá a visionar durante el juicio la cinta de video

de la discoteca 'Safari' que grabó el altercado, en el que en ningún

momento se vio que J.A.O.E. agrediera a la víctima, de 38 años de edad,

y que murió tras recibir "hasta 14 cuchilladas"

Según el relato fiscal, sobre las 4 de la madrugada del 23 de marzo

de 2002, Jefferson Escobar mantuvo una pelea con personas desconocidas

en las inmediaciones de la discoteca 'Mambo' de Castro Urdiales,

incidente en el que se vio involucrado Víctor Manuel Santillana Garay.

VOLVIÓ PARA VENGARSE.

El procesado se dirigió a su domicilio "y cogió un cuchillo de hoja

plana" de "10 a 12 centímetros" de longitud, que se guardó "entre sus

ropas", volviendo a la discoteca "con la intención de vengarse de las

personas con las que anteriormente había discutido".

Sobre las 5 horas, el procesado se encontró con Víctor Manuel en el

exterior de la discoteca 'Safari', a escasos metros del 'Mambo', y tras

discutir varios minutos, Jefferson "sacó súbitamente de entre sus ropas

el cuchillo que tenía guardado".

Entonces, según el fiscal, "atacó sorpresivamente" a Víctor Manuel

y "sin darle posibilidad de reacción defensiva", con "la intención de

acabar con su vida", le asestó "hasta 14 cuchilladas en diversas partes

del cuerpo, dándose inmediatamente a la fuga".

Las múltiples heridas provocaron a la víctima un "shock

hipovolémico" y "una insuficiencia respiratoria aguda por hemorragia

pulmonar" que le causaron la muerte media hora más tarde en el Hospital

de Cruces, donde había ingresado de urgencia.

El fiscal considera a Jefferson autor de un delito de asesinato con

alevosía, y le requiere además de los 18 años de prisión, una

indemnización para la hija, menor de edad, de la víctima, por 90.150

euros y a la madre del fallecido en 6.500 euros.

Por su parte, la acusación particular eleva el delito a asesinato

con alevosía y ensañamiento, solicitando 23 años de prisión y una

indemnización para la hija de la víctima de 120.0000 euros y a la madre

de 30.000 euros.


Extraído de: europapress.es

Mañana se juzga al colombiano acusado de asesinar a un joven fuera del Safari