martes. 27.02.2024

Mucho se ha comentado en la última semana sobre las nuevas líneas de autobuses que unen Castro Urdiales con Bilbao. Y es que lo que en un principio parecía que iba a suponer una gran mejora del servicio, con el beneficio que ello conlleva para los usuarios, se ha convertido en un incordio para una parte de los viajeros.

En los últimos días, y desde que se pusieron en marcha las tres nuevas líneas de autobús el pasado 30 de marzo, han sido continuas la quejas recibidas tanto en el Ayuntamiento de Castro Urdiales, como en la empresa Encartaciones, encargada de ofrecer el servicio por parte de los usuarios. En este último caso, y según confirmó el gerente de la empresa de transporte, «durante los diez días que lleva en marcha el servicio se han recibido unas 150 quejas, una media de 15 reclamaciones diarias».

Problemas

Estas quejas han afectado a unos más que otros, y es que según comentan los propios conductores de los autobuses, entre los más perjudicados se encuentran los vecinos de Mioño ya que ahora tienen que desplazarse hasta Castro para ir hasta Bilbao. Y es que tras la modificaciones de los horarios, los usuarios que se desplazaban a las poblaciones vizcaínas se han visto perjudicados. Asimismo, las protestas se han centrado en la eliminación del primer servicio de las 6 de la mañana en dirección Bilbao por la nacional 634.

Pero las reclamaciones no acaban ahí. En la pedanía de Lusa están planteandose la recogida de firmas para quejarse por los nuevos horarios, tal y como reconocía una vecina. «Estaban mejor los horarios de antes. Los vecinos de Mioño, Lusa, Santullán y otras pedanías, si quieren ir a Bilbao tienen que coger el bus en Castro», señalaba esta vecina indignada porque «nos han quitado un servicio».

A pesar del malestar de algunos de los usuarios por la entrada en vigor de estas tres nuevas líneas, también hay vecinos que valoran de forma positiva la puesta en marcha del autobús directo entre Castro y Bilbao. «A mí me parece que está muy bien. He venido desde Bilbao y estoy encantada», aseguraba una usuaria.

Ante tanta inquietud por este servicio de transporte, ya hay quien pide tranquilidad a los vecinos. Es el caso de la portavoz del PSOE castreño, María Jesús Esteban, que dice que «si hay posibilidades de mejoras, se harán». Para ello, pidió «un poco de tiempo para que se puedan ajustar los horarios».

Al final, parece que será cuestión de tiempo, el saber si los horarios de autobús de adaptarán a los usuarios o viceversa.

LOS NUEVOS HORARIOS

Con la entrada de los nuevos horarios, Castro y Bilbao quedan unidos por tres nuevos servicios: la línea Castro-Bilbao por la autovía A-8 mediante cuatro vehículos con salida en ambas cabeceras cada media hora, desde las 6 a las 22 horas; la línea Castro-Cruces, con paradas en Mioño y Baracaldo, con salida de Castro desde 6,15 a las 22,15 horas y de Cruces desde las 6,35 hasta las 21,55. En ambos casos, cada 40 minutos en las horas punta y cada hora en el resto. Y la línea Castro-Zorroza, por los pueblos, que se mantiene como lo venía haciendo hasta el momento.

La empresa y las quejas

Alan Mendibelzua, director gerente de Encartaciones, empresa encargada de las líneas de autobús, aseguró ayer que se han visto un poco «sorprendidos» por las reclamaciones que están recibiendo (unas 150 hasta ahora) y recordó que las quejas anteriores a los nuevos horarios «se dirigían a solicitar un autobús directo entre Castro y Bilbao». Ante este volumen de quejas, que «no esperábamos, lo que pretendemos es dar un periodo de tiempo de recogida de toda la información, porque a corto plazo nos hubiera gustado actuar para ofrecer mejoras, pero todas esas quejas tenemos que estudiarlas y ver si tienen viabilidad».

En este sentido, aseguró que la línea Castro-Bilbao directa no ha recibido ninguna queja, «sino todo lo contrario». «Dónde nos hemos encontrado la sorpresa, es en el servicio Baracaldo-Cruces, donde antes había una frecuencia mayor que la actual, pero también hay que tener en cuenta que es otra localidad, de otra dimensión, en comparación con Bilbao, donde hay metro, tranvía y autobús, que son muy utilizados por nuestros viajeros».

«Los vecinos de Mioño son los más afectados»

Raúl González es uno de los conductores de la empresa Encartaciones que ha recibido las quejas de los usuarios del autobús Castro-Bilbao. «La gente ha solicitado bastantes hojas de reclamaciones, sobre todo los usuarios de la línea de Cruces y Baracaldo porque a horas punta tienen autobús cada cuarenta minutos, pero desde las 11 hasta las 19 horas tienen un bus cada hora y antes lo tenían cada 30 minutos». «Esa gente es la que más se queja. Los de Bilbao no, esos están encantados».

En lineas generales y según comenta este conductor, tras la entrada de las nuevas líneas, la gente se ha quejado «sobre todo por los horarios y el cambio de paradas». «El problema que hay con el autobús de las 6 de la mañana es que antes pasaba por todos los pueblos de Vizcaya y ahora va directo. Entonces la gente que trabaja en esas localidades tiene que esperar hasta las 7,30 horas para coger el autobús que transcurre por esos municipios».

Raúl sostiene que «los vecinos más perjudicados son los de la pedanía de Mioño», ya que ahora no tienen autobús hasta Bilbao y tienen que ir a Castro.

«La situación actual me ha perjudicado»

Juan Luís Cantera, empleado de la construcción, es uno de los afectados por los nuevos horarios de autobuses desde Castro a Bilbao. Este vecino de la pedanía castreña de Lusa asegura que el autobús de las 6 de la mañana, el de la nacional, siempre ha sido «inamovible». «Le han quitado para que nos vayamos a comprar el chalet a Castro. La empresa es Encartaciones, y Ontón, Lusa y toda esta comarca es encartaciones, ¿no? Pues que den servicio a su comarca y no sólo a los de Castro», aseguraba este vecino.

Juan Luis sostiene que este cambio de horarios le «influye negativamente porque llevaba dos años cogiendo ese autobús y ha desaparecido». «Total, que a mí a la hora de ir a trabajar no me ha mejorado en nada, ya que ahora el autobús pasa por Lusa a las 6,30 con lo que llego a Bilbao más tarde de la 7». «Teniendo en cuenta este hecho, si tengo que trasladarme desde Bilbao a Vitoria o lejos de Bilbao, no me soluciona el problema, porque siempre andaría tarde. Normalmente trabajo en la zona de Bilbao: Basauri, Galdakano, Derio, y para eso necesito estar en Bilbao a las 7 de la mañana».

Es por lo que Juan Luis está en una situación en la que «si mi jefe decide que tengo que ir a trabajar a Vitoria, no puedo ir porque puede que llegue o puede que no llegue». Este vecino señala indignado que «llegar a Bilbao a las 7 de la mañana es un compromiso».

Extraído de: eldiariomontanes.es

Malestar entre los usuarios por los nuevos horarios de autobús a Bilbao