viernes. 24.05.2024

«Todas las estaciones depuradoras generan olor en algún momento del proceso. Nuestra labor es minimizar estos olores, por eso estamos haciendo unas reformas en el bombeo del puerto». Este fue el mensaje que envió ayer Rafael Canales, director de la empresa pública MARE (Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía), en respuesta a las críticas que los vecinos de Castro Urdiales han realizado en los último días por los malos olores.

Según Canales, hay dos puntos que originan esos malos olores: los biológicos y los fangos. «Las reformas que estamos haciendo en el bombeo del puerto nos ayudarán a que los biológicos funcionen mejor y los fangos, a partir de esta semana, van a ser transportados en camiones estanco, lo que ayudará a que se reduzca el olor considerablemente», avanzó.

El director de MARE aseguró, en declaraciones a Punto Radio Castro, que «las mejoras van a ir ligadas al bombeo del puerto» y explicó que van a realizar una modificación para meter una bomba más pequeña pero que sea capaz de mandar un flujo mas contínuo a la depuradora. «Además, con esta actuación vamos a intentar eliminar las vibraciones que tienen los vecinos de la zona. En un plazo breve no habrá vibraciones», anunció.

Vibraciones

Y es que este problema de vibraciones en la zona en la que se ubica la estación de bombeo, en La Plazuela, ha sido una tónica en los último años. Los vecinos incluso denunciaron en su día que esas vibraciones estaban dañando sus edificios.

Con respecto al funcionamiento del antiguo colector que desemboca en la iglesia de Santa María y que se suponía fuera de servicio, desde MARE reconocen que sigue operativo pero afirman que es competencia municipal. Así, Canales dijo que los vertidos que los vecinos han denunciado, y que se hacen a través de este colector, se deben a que «el saneamiento de estas casas está conectado a esa galería que desemboca en Santa María, a pesar de que hay una tubería delante del edificio de Los Chelines preparada para recoger ese alcantarillado y llevarlo al bombeo».

Extraído de: eldiariomontanes.es

«Los malos olores se pueden minimizar pero no eliminar por completo»