sábado. 26.11.2022

La Asociación de Mujeres Atalaya, un auténtico movimiento social en Castro Urdiales, la más importante de Cantabria y una de las de más relieve a nivel nacional, ha comenzado a impartir “los 24 talleres programados para este curso 2007/08, que discurrirá paralelamente al calendario escolar general, incluyendo los periodos vacacionales del mismo”, según manifestó su presidenta Macarena Varga Cueto.

Según Varga Cueto “el curso ha comenzado con 580 personas matriculadas en los distintos talleres y ya tenemos otras 40 en lista que tendrán que esperar a que se produzca alguna baja por las circunstancias que fueren, o bien podamos desdoblar algunos de los talleres, aunque parte de ellos ya lo están. De todas formas habrá que esperar a que organicemos todo y funcione como pretendemos, aunque la realidad es que en algunos talleres, como pueden ser los de baile, ya no podrán incorporarse gente nueva porque influiría muchísimo en el desarrollo de los mismos”.

Entre los cursos que se pueden calificar como estrellas, según Macarena Varga, “tenemos en primerísimo lugar el de danza del vientre que ha tenido una acogida espectacular y que posiblemente tengamos que desdoblarle; le sigue el de bailes caribeños y el de sevillanas que este año ha vuelto a recuperarse después de un par de años que había descendido su matriculación”. En lo referente a nuevos talleres “podemos hablar del de Flores secas al que se han matriculado pocas mujeres debido, seguramente, a que es poco conocido, pero en cuanto las mujeres puedan observar las maravillas que se realizan en él, tenemos la seguridad que tendrá un aceptación notable. También destacamos el nuevo taller de Tratamiento digital de fotografías, sin olvidar el importantísimo de Pilates que ya comenzamos el pasado año y que este lo hemos ampliado a las mujeres embarazadas y para el que ya se han matriculado varias”.

En referencia a la influencia de estos talleres en las mujeres inmigrantes, indicó que “este año, de momento, tenemos menos matrículas que el anterior, pero eso no es definitivo ya que estas mujeres acostumbran a matricularse más tarde”.

De cara a un futuro próximo “tenemos un proyecto en marcha muy grande, tanto es así que llevamos muchos años tras él; pero ahora ya podemos decir, afortunadamente, que la concesión del nuevo local para trasladar nuestra sede y eliminar la asfixia física a la que estamos sometidas en esta sede actual; es algo ya real que está a falta tan solo de dictamen por parte del Pleno municipal”, concluyó.

Extraído de: elalerta.com

Los cursos de Asociación Mujeres Atalaya cuentan con 580 personas matriculadas