lunes. 22.07.2024

La Sección Sindical de A.P.L (Asociación de Policía Local de Cantabria) en el Ayuntamiento de Castro Urdiales, denuncia la situación de abandono que viven los Servicios de Emergencias Municipales de Policía Local y de Bomberos.

A continuación reproducimos la nota de prensa recibida en nuestra redacción en la que explican la situación en la que se encuentran tanto los Bomberos como los Policias de nuestro municipio.


Nota de prensa

"BOMBEROS

La situación en que se encuentra el personal de Bomberos es delicada. Tras ser nombrados funcionarios de carrera en el Boletín Oficial de Cantabria en agosto de 2014, se encuentran inmersos en una especie de “limbo legal” que el Ayuntamiento no está teniendo voluntad de resolver. El Organismo Autónomo Local de Bomberos no acepta solicitudes por escrito de sus miembros, derivándoles al registro general del Ayuntamiento. Una vez registradas, se les responde desde el Departamento de Personal, que no van a ser atendidas al no mantener el empleado público ninguna relación de servicios con el Ente Ayuntamiento de Castro Urdiales.

Todo pese a que un Laudo Arbitral obligó al Ayuntamiento, que declinó impugnarlo, a incluirlos en el censo de funcionarios municipales a las elecciones sindicales de enero, habiendo participado en ellas como electores y elegibles. Cabe mencionar que dos Bomberos figuraron en listas sindicales, saliendo elegido uno de ellos miembro de la Junta de Personal.

A.P.L. ya registró una solicitud formal sin recibir respuesta, como suele ser habitual en éste Ayuntamiento, para que estos trabajadores sean integrados en la RPT (Relación de Puestos de Trabajo) del Ayuntamiento, y se les aplique su Valoración de Puestos de Trabajo, para revertir la actual situación en la que tienen asignada una remuneración que se sitúa muy por debajo de lo adecuado al puesto de trabajo que desempeñan.

A.P.L. solicitó una reunión al Señor Alcalde para tratar éste tema, citándonos el día 8 de mayo. Finalmente no acudió, atendiéndonos el Concejal de Personal, que reconoció como un “limbo legal” la situación actual. De nuevo solicitamos ser atendidos por el Señor Alcalde y, a fecha de hoy, no se nos ha citado.

A esto hay que unir el grave deterioro de los medios de trabajo. El vehículo auto-escala carece, desde hace meses, de la cesta en la que deben situarse los Bomberos durante las intervenciones, lo que les obliga a aumentar considerablemente los riesgos, debiendo intervenir asegurados a la propia escala. Dicha cesta es el medio para evacuar a potenciales víctimas de emergencias en pisos elevados.

Una mala gestión, ha impedido adquirir por 120.000€ una auto-escala procedente de un parque de Madrid y garantizada por dos años. El valor de un vehículo nuevo de ese tipo puede cuadruplicar esa cifra. Anualmente la aseguradora Unespa aporta al parque 90.000€, por lo que el Ayuntamiento sólo hubiera debido desembolsar 30.000€.

Asimismo, la escasez de dotación personal, obliga a los Bomberos a utilizar sus prendas de otros parques en los que han prestado servicio.


POLICÍA LOCAL

La situación en cuanto a medios materiales es deplorable, pese a las repetidas reclamaciones de los agentes.

El parque móvil se encuentra en un estado que, en muchos casos, ni siquiera puede garantizar la seguridad de quienes lo utilizan. Sus años de uso, obligan a continuas reparaciones, generando un gran gasto para las arcas municipales.

Los vehículos no disponen de material policial básico, como linternas con cargadores y medios de señalización y balizamiento, generando riesgos para los agentes y los usuarios de las vías en accidentes de tráfico, cortes de calzada, etc., principalmente en horas nocturnas.

Ni la Jefatura ni la Concejalía han conseguido dotar de vehículos a la Policía, argumentando que los concursos quedan desiertos pese a aumentarse el dinero asignado. A.P.L. trabajó una propuesta de renting y compra de vehículos policiales, con un importante concesionario de la Región, rebajando en 400€ al mes por vehículo el precio ofertado por el Ayuntamiento. La propuesta se puso hace meses en manos de la Jefatura y del Concejal de Personal sin resultado. Además era extensible a otros departamentos municipales, como el de obras.

Los Agentes llevan más de cuatro años sin recibir la dotación anual de vestuario, contemplada en el convenio. Se entrega alguna prenda o calzado esporádicamente cuando el deterioro ya es irreversible, debiendo renunciar al resto. Algunos agentes se han visto obligados a realizar arreglos por su cuenta en prendas de uniformidad.

Hace meses, la Jefatura entregó a los agentes unas fundas para los chalecos de seguridad, que ni siquiera disponían de etiquetado y no pudieron utilizarse por los defectos de fabricación que presentaban. Se recogieron para su sustitución y no se han reemplazado. Supusieron un gasto de unos 4.000€.

El sistema informático sufre bloqueos y ralentiza muchísimo el trabajo administrativo, hasta el punto de complicar enormemente la elaboración de atestados e informes, prolongando en ocasiones la toma de declaraciones e incluso la estancia de detenidos.

Por otra parte, las dependencias son utilizadas a diario, durante 24 horas, por los agentes y los ciudadanos que acuden a ellas, sin que dispongan de limpieza los sábados, domingos y festivos, acumulándose a veces tres o cuatro días sin limpieza.

Hace unas semanas A.P.L. denunció públicamente la alarmante falta de personal en la plantilla de la Policía tras una década sin incorporaciones, así como la imposición de unos acuerdos para la prestación del servicio durante el presente año, sin haber sido negociados con la representación de los trabajadores. Dichos acuerdos establecen el número de agentes presentes por turno y, curiosamente, fueron incumplidos unilateralmente y a su conveniencia por la propia Jefatura en 2014.

A.P.L. recurrió, en vía administrativa, el Decreto de Alcaldía que impone esos acuerdos para 2015 y, a día de hoy, la única respuesta recibida han sido nuevos incumplimientos por parte de la Jefatura. Una vez que comience el periodo estival, la situación se volverá insostenible.

De continuar la falta de voluntad para solucionar éstos asuntos, A.P.L. valorará, junto a los miembros de ambos colectivos, la adopción de otro tipo de actuaciones.

El rótulo de entrada a las dependencias o el de algunos vehículos, lo dicen todo."




Los Bomberos y la Policía Local denuncian su "situación de abandono"