viernes. 19.07.2024

El “efecto frontera” que llevan sufriendo las gasolineras de Castro Urdiales desde la implantación del céntimo sanitario en Cantabria se está viendo revertido en las últimas horas como consecuencia de la huelga de gasolineras de la provincia vecina.

Desde la pasada madrugada, las gasolineras de Vizcaya están cerradas a cal y canto como medida de presión durante la negociación del nuevo convenio colectivo que rige su actividad.


 El seguimiento de la huelga es total y solamente permanecen abiertas 23

estaciones de servicio en toda Vizcaya, 12 de servicios mínimos más

otras  11 que no estaban llamadas a la huelga por seguir un convenio

diferente. (VER ESTACIONES ABIERTAS)


Con este escenario, el volumen de trabajo en las gasolineras de Castro Urdiales se ha disparado. Y es que son muchos los conductores que están volviendo a repostar en las estaciones de servicio de Castro después de meses repostando en Vizcaya buscando el ahorro. También son muchos los vizcaínos residentes en las localidades limítrofes que se acercan hasta las estaciones de Castro Urdiales y Cantabria para llenar sus depósitos.

Por el momento, los precios no han sufrido demasiada variación, pero algunas estaciones podrían valorar subir los precios algunos céntimos ante el aumento de la demanda.


Incidencias

Al parecer, la huelga ya ha sorprendido a algunos conductores castreños, que han tenido que recurrir al servicio de asistencia en carretera de sus aseguradoras. “Teníamos el coche en reserva y en lugar de repostar en Castro preferimos repostar de camino al trabajo”  nos contaba un vecino en un email recibido en la redacción.  “No sabíamos nada de la huelga y hemos tenido que llamar a la grúa del seguro” concluía.

Las gasolineras de Castro Urdiales hacen su “agosto” en pleno diciembre gracias a la...