viernes. 02.12.2022

El Consistorio aprobó el incremento para aumentar los empadronados .

Tras la medida adoptada el pasado lunes por el Ayuntamiento de Castro Urdiales de subir un 9,9 por ciento el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) durante los dos próximo años a los no empadronados, las primeras reacciones de los vecinos de la ciudad no se han hecho esperar.


Y es que lo que para algunos es una «gran medida» para que aumente el número de empadronados, tal y como pretende el Consistorio castreño, para otros se trata de un «despropósito» que no hará que esta máxima del equipo de gobierno local se cumpla.

En el caso de aquellos que opinan que la subida del IBI no tendrá efecto en el aumento de los empadronamientos, varios vecinos coinciden en que el hecho de que en el País Vasco haya más beneficios y se reciban más ayudas, es argumento suficiente para no censarse en Castro Urdiales. «A la gente le interesa lo que dan allí, no lo hay aquí. Si aumentaran las ayudas del Gobierno de Cantabria, sobre todo a las familias, quizá nos lo plantearíamos», manifestaba Pedro Ventosa, un vecino no empadronado.

Del mismo modo, hay otros ciudadanos que plantean al igual que argumentó la líder del PSOE de Castro Urdiales, María Jesús Esteban, durante el pleno de aprobación de esta medida, que «por subir 6 euros más la factura del IBI no van a empadronarse». «Yo no estoy censado y no me voy a empadronar por pagar más», apuntaba otro vecino. «Al final la subida sirve para fastidiar al contribuyente», añadía.

Otra de las opiniones contraria a esta medida del Ayuntamiento de Castro Urdiales es la que se argumenta con la afirmación de Fausto Vázquez, otro no empadronado: «Cada uno vive donde le da la gana sin necesidad de censarse». Esta postura sigue la misma línea que la de otro vecino, en este caso censado, que opina que «ante la ley y la Constitución española todos somos iguales».

Finalmente, está la opinión de otro sector de la población que cree que tras la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles «todo va a seguir igual, porque la economía no está muy rimbombante y lo que se consigue es presionar a la gente para que venda sus pisos y dejen de venir aquí», según señalaba Pedro Carrasco, otro de los vecinos censados.

A favor de la medida

Pero no todo el mundo es contrario a la medida propuesta por el Ayuntamiento, ya que muchos vecinos estiman que «esta medida repercutirá en que los Fondos de Cooperación Municipal y las ayudas que ofrece el Gobierno de la nación se incrementen», tal y como justificó el pasado lunes el concejal de Hacienda y Patrimonio del Consistorio castreño, José Miguel Rodríguez López.

«No hay derecho a que no estén empadronados. Si lo estuvieran, tendríamos más médicos, y en general los castreños dispondríamos de más derechos», afirmaba un ciudadano al mismo tiempo que explicaba que los no censados se benefician de muchos servicios que están pagando los empadronados con sus impuestos. En esta misma línea, María Luisa Álvarez, madre de familia, considera que «poco a poco el Ayuntamiento está llevando a cabo medidas para que la tendencia sea a que aumente el número de censados».

Como ejemplo, esta vecina afirma que la rebaja en los precios a los empadronados en cierto tipo de servicios municipales como el polideportivo o la escuela municipal, hace que los vecinos no censados paguen más y se planteen el empadronamiento. «Aún así, cuando se viene a vivir a un municipio, se tienen que asumir todo los riesgos», añade María Luisa Álvarez.

Más servicios

En lo que sí coinciden la mayoría de los vecinos castreños es en que la mejor medida para que la población censada aumente considerablemente, pasa por «aumentar y mejorar los servicios y el transporte», labor que dependerá tanto del Gobierno de Cantabria, como del Ayuntamiento castreño.

Extraído de: eldiariomontanes.es

La subida del Impuesto de Bienes Inmuebles divide a los vecinos