martes. 27.02.2024

La parroquia de Castro Urdiales está estudiando la posibilidad de poner una denuncia ante la Consejería de  Cultura, Turismo y Deporte por la utilización por parte del ayuntamiento del entorno de Santa María para instalar un mercado durante los días 25, 26 y 27 coincidiendo con las fiestas de la semana grande. En la misa en honor del patrono de Castro Urdiales, San Pelayo, celebrada el sábado en la iglesia de Santa María, el párroco dio lectura a un comunicado en el cual mostraba su protesta por este acto para cuya celebración no se había consultado al equipo parroquial. El alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza, señalaba al finalizar la celebración eucarística que no tenía nada que ver con la organización del evento pero que asumía su parte en el error cometido.


Este es el comunicado completo que el párroco Sergio Llata leyó en la misa:

Han sido muchas las personas que durante el día de ayer se han acercado a la parroquia para preguntar por la responsabilidad de la colocación de un mercadillo en el entorno de Santa María, especialmente en estos días en los que celebramos las fiestas de San Juan, San Pelayo y San Pedro.Los sacerdotes de la parroquia de Santa María de la Asunción, de Castro Urdiales, es decir,Sergio Llata Peña, como moderador del equipo parroquial, y José María Salazar Corino como miembro del citado equipo parroquial, junto con la aprobación unánime del Consejo Parroquial, desean hacer pública esta nota aclaratoria.

Si bien siempre hemos intentado, al igual que nuestros predecesores, que haya una coordinación entre las diferentes instituciones a la hora organizar eventos que afecten a la Iglesia, la primera noticia que hemos tenido de la instalación de este evento ha sido mediante los carteles anunciadores que hay en los comercios por todo Castro Urdiales. A la parroquia nadie le ha pedido permiso, ni siquiera opinión. Es por ello que el día de San Juan, tras la celebración de la Misa en la Calle San Juan, fuimos a hablar con la Concejalía responsable de la organización. A la cual se le recordó que hay un terreno alrededor de la Iglesia, que
según el Registro de la Propiedad de Castro Urdiales pertenece a la misma Iglesia. Como es natural nuestra potestad solamente se circunscribe al terreno de la Iglesia, no así el Faro y sus accesos, ni la explanada inferior que son terrenos municipales.

Se les recordó igualmente la colisión de actividades organizadas en ese mercadillo con otras celebraciones propias en el templo: Misas, Conciertos, y posibles Funerales. A fecha del día de San Juan se nos aseguró que el acceso a Santa María quedaba garantizado, dejando despejada la zona de acceso principal a la Iglesia, y respetando que no se pondría nada contra los muros de la misma. No sólo debemos defender el valor religioso del templo y su entorno, que es indiscutible, sino por coherencia debemos defender también lo que pertenece al patrimonio tanto de los castreños como de todos los cántabros y españoles. No es correcto apelar a Santa María como un bien a sostener por todas las instituciones, cuando después esto no se demuestra con el cariño, el respeto, el cuidado, y el decoro que merece. En el día de ayer comprobamos que, a pesar de lo que la Concejalía nos había informado el día de San Juan, frente a la entrada de la Iglesia, así como las escaleras, pórtico de la puerta de los hombres, y junto a los muros, se habían instalado diferentes puestos. Tras conversaciones durante todo el día con la misma Concejalía, el responsable de la empresa que organiza el mercadillo, y con el mismo sr. Alcalde, nuestra sensación de impotencia es semejante a la que tuvo el mismo Jesucristo al echar a los mercaderes del pórtico del templo (Cf. Juan 2, 13-17). Si bien el Sr. Alcalde se ha disculpado verbalmente, no podemos menos que manifestar nuestro total desacuerdo con el despropósito que supone instalar junto a Santa María algo de este calibre.

Ante las preguntas de varios ciudadanos acerca de cómo manifestar formal e individualmente sus quejas ante las instituciones pertinentes (Ayuntamiento, Consejería de Cultura, y Bellas Artes), la parroquia facilitará, si no se aprecia una rectificación, un formulario para poder realizar dichas quejas.


La parroquia se plantea denunciar al ayuntamiento ante Cultura por la utilización del...