viernes. 03.02.2023

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Castro Urdiales ha reclamado la autoría de la acción contra la fachada de la sede del PP local y del Ayuntamiento.

En un comunicado publicado en su página web de Facebook la PAH indica que integrantes de la plataforma y otros "ciudadanos comprometidos que pasaban por el lugar" llevaron a cabo la protesta, descargando de responsabilidad a cualquier partido político de la localidad.

También han criticado que el PP local calificara la acción de "ataque" y sobre la posible denuncia del partido, han recordado que "Si nos tocan a [email protected], nos tocan a [email protected]".



COMUNICADO DE PAH CASTRO URDIALES EN RELACIÓN CON LA ACCIÓN CONTRA LA LEY MORDAZA.

En la tarde del jueves miembros integrantes de esta Plataforma, a los que se unieron ciudadanos comprometidos que pasaban por el lugar, procedieron a llevar a cabo una acción contra la próxima aprobación de la Ley de “Seguridad Ciudadana”, también conocida como Ley Mordaza, tanto en la sede del Partido Popular como en el Ayuntamiento gobernado por este mismo grupo político. Dicha acción consistió en empapelar ambos edificios con consignas contrarias a esta ley, que pretende vulnerar derechos fundamentales de la ciudadanía como son los de manifestación y protesta pacífica, al más puro estilo represivo e inquisitorial que tanto gusta en la sede de este partido.

Ante las falacias vertidas en los medios de comunicación por parte de este partido y sus representantes queremos matizar lo siguiente:


1) Esta acción ha sido planificada, organizada y llevada a término, única y exclusivamente, por PAH Castro Urdiales y sus miembros. Si en el ejercicio de la misma, recibimos el apoyo de ciudadanos contrarios a las políticas dictatoriales que promulga el Partido Popular nos congratulamos de ello pero, en ningún caso, está detrás ningún partido político ni pretendemos tampoco entrar el juego partidista que alguno (que ni siquiera sabe leer) quiere comenzar de cara a las próximas elecciones municipales.


2) Calificar de “ataque” el hecho de poner unos folios reivindicativos en la fachada de dos edificios es cuando menos calificable de burda manipulación. Y apelar al miedo, como hacen ustedes, es los más bajo, rastrero y miserable que puede hacerse, dejando bien patente la catadura moral de la que disfrutan.

Miedo es el que sufren las miles de familias que tienen sobre su cabeza la espada de Damocles de la ejecución hipotecaria o las personas que no saben si al día siguiente podrán seguir alimentando a sus hijos…

Ataques sí son los que recibe la ciudadanía con los recortes que nos habéis impuesto condenándonos a la miseria, a la precariedad e incluso, en algunos casos, a la muerte. Y encima aun pretendéis que lo hagamos en silencio cual corderos camino del matadero…

Pues no, señores del Partido Popular… primero nos dejasteis sin trabajo… luego sin casa y ahora… sin miedo, porque quien nada tiene, nada teme.

Afortunadamente, la ciudadanía castreña es mucho más inteligente de lo que demuestran algunos de sus representantes y sabe bien lo que es un ataque y lo que es una protesta.


3) Dicen “creer en la palabra como instrumento para las reivindicaciones”. Será por eso que a nosotros nos echaron del Ayuntamiento entre insultos y descalificaciones, y por ese mismo motivo, porque creen en la palabra, pretenden aprobar esta ley que limita derechos fundamentales como son los de manifestación, protesta, tutela judicial efectiva…

Con defensores de la Constitución y la democracia como estos, no nos extraña que una sea papel mojado y la otra una palabra que, de tan manida, ya no significa nada…


4) Pueden adoptar las medidas que estimen más convenientes, nosotros sabremos defendernos. Si nos tocan a [email protected], nos tocan a [email protected]


Finalizamos recordando las palabras de Martin Niemöller:

«Cuando vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio… porque yo no era comunista.

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio… porque yo no era socialdemócrata.

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté… porque yo no era sindicalista.

Cuando vinieron a por los judíos, no pronuncié palabra… porque yo no era judío.

Cuando finalmente vinieron a por mí, no había nadie más que pudiera protestar.»


¡¡SÍ SE PUEDE!!



La PAH de Castro Urdiales reinvindica la autoría de la acción contra la "Ley Mordaza"