jueves. 02.02.2023

Ha pasado casi un año desde que el consejero de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria, José María Mazón, anunciara, en rueda de prensa celebrada en el Consistorio de Castro Urdiales, el comienzo de las obras del aparcamiento subterráneo y urbanización en el parque de Amestoy. Diez meses después, todo sigue igual y las obras no dan comienzo. En Castro Urdiales los vecinos ya comentan que las obras no empezarán nunca y que todo se quedará en 'promesas que no valen nada'.

Tras continuos retrasos, bien por cuestiones burocráticas o bien por modificaciones en el proyecto, como ocurrió en última instancia, el hecho es que las excavadoras no han entrado en la ciudad para comenzar el aparcamiento y tanto los vecinos como los políticos de Castro ya están aburridos. Y es que desde el equipo de gobierno municipal a penas hay intención de pronunciarse al respecto, puesto que 'la pelota' está ahora en el tejado de la Consejería de Obras Públicas, que es quién decide cuando comenzarán estas obras.

Este periódico se puso ayer en contacto con el departamento de Obras Públicas para conocer la última hora de este proyecto, pero ningún responsable de la Consejería quiso pronunciarse al respecto. Es por lo que el último anuncio del que se tiene constancia es que las obras comenzarían durante la primera quincena del mes de enero. «El proyecto ha tenido que ser modificado y reelaborado, y la próxima semana se supervisará y aprobará definitivamente por parte de este departamento. Un trámite administrativo necesario para que las palas excavadoras inicien su trabajo en el Parque de Amestoy. Las obras del aparcamiento de Amestoy comenzarán después de Navidad, durante la primera quincena de de enero». Así de claro se mostró el consejero de Obras Públicas, José María Mazón, durante su última comparecencia ante los medios de comunicación. Pero al parecer, nuevamente, se incumplen los plazos y nadie en Castro Urdiales sabe porqué razón.

Entre tanto, cualquier persona que se acerque a Castro puede comprobar la gran necesidad que tienen, tanto vecinos como visitantes, de que se construya este aparcamiento, ya que como bien es sabido, la población del municipio se multiplicado en los últimos años, y las plazas de aparcamiento no han experimentado un aumento proporcional.

El proyecto

La actuación que se llevará a cabo tiene como objetivos la creación de un aparcamiento subterráneo de dos plantas, con un total de 922 plazas, así como el acondicionamiento del actual Parque de Amestoy, y la recuperación de su superficie como zona peatonal y de esparcimiento ciudadano.

El asunto de las plazas de aparcamiento ha sido una de las inquietudes del equipo de gobierno tras recibir los planos del proyecto inicial y dejar claro que muchas de esas plazas se van a ubicar sobre terreno municipal. Por este motivo, Fernando Muguruza, y el director general de Puertos, José María Díaz, estudiaron la posibilidad de firmar un convenio de colaboración entre ambas administraciones, pero este aspecto, según dijo en su día el propio Díaz, quedaba pendiente de que se pudiera contemplar jurídicamente.

Como ya anunció este periódico, el Ayuntamiento de Castro Urdiales pretende que las obras del Parque de Amestoy finalicen antes del verano del año 2009. El tiempo dirá si esta previsión municipal se cumple o, como está pasando con el inicio de las obras, sufrirá retrasos.

En este sentido, el concejal de Obras del Consistorio castreño, Rufino Díaz Helguera (AxC), se mostró muy claro la semana pasada en relación a este asunto: «si a la gente que vivimos aquí le decimos que en enero de 1991 el entonces alcalde, Manuel Gutiérrez Elorza, pidió permiso al Gobierno de Cantabria para hacer un aparcamiento subterráneo y que 17 años después, cuando la población se ha multiplicado por cuatro, todavía está sin hacer. ¿Qué podemos pensar de las instituciones?».

Extraído de: eldiariomontanes.es

La obra de nunca empezar