martes. 21.05.2024

Vivimos en plena era de comunicación tecnológica donde el buen uso de los diferentes medios puede hacer que nuestra empresa despegue o asuma esa importancia en el sector que estamos buscando. Imprimir folletos no pasa de moda debido a que se trata de una de las estrategias que más resultados ofrecen a corto plazo ¿Quieres saber cómo? Nosotros te lo explicamos a continuación.


Ventajas de los folletos para empresas

La primera ventaja que podemos encontrarnos es que es considerado uno de los medios de comunicación más efectivos que existen en la actualidad. No importa si una vez lo recibimos este acaba en la papelera, nuestro cerebro sigue guardando la información que ha recibido y cuando pasas cerca de la tienda o empresa saltan en ti las ganas de ir a ver aquello que leíste.

Teniendo en cuenta el párrafo anterior, llegamos a que tanto directa o indirectamente, es un incentivo de compra para los consumidores, donde se logra captar su atención por medio de un buen diseño. Nuestro consejo es que no se abusen de los colores más chillones y que tanto el formato de letra, colores y dibujos formen una armonía que llame la atención a la persona que lo reciba. Tampoco es bueno hacerlo demasiado simple o utilizar únicamente blanco y negro.

Damos por hecho entonces que un folleto tiene que ser algo creativo donde no existe un número límite de palabras y donde nuestro arte se puede ver reflejado. Una vez estemos totalmente convencidos de que lo que nuestra empresa necesita es este medio de comunicación, debemos de tener en cuenta a qué se dedica y cómo podemos llamar la atención de los consumidores. En el caso de que dispongamos de varios tipos de productos, siempre podemos hacer diferentes modelos de folletos, donde en cada uno se anuncien las ventajas y beneficios que tiene adquirirlo, logrando así expandir nuestra marca.

No importa si tenemos que tardar un día entero para diseñar nuestro folleto perfecto, desde ya te anunciamos que merecerá la pena, aunque si no te ves capaz o no tienes los conocimientos necesarios, siempre puedes ponerte en contacto con algún profesional del sector e incluso que la misma imprenta te aconseje.

La distribución debe ser sencilla, podemos hacerla directamente en la puerta de nuestro negocio o en la vía pública, aunque para ello antes debemos comunicárselo al ayuntamiento para que nos dé permiso. También podemos hacer uso de los tablones de anuncios, pegarlos en supermercados... el límite lo ponemos nosotros, lo que importa es que la promoción salga adelante.

Por último, aprovéchate de estar cara a cara con ese posible consumidor y, una vez le des el folleto, coméntale un poco por encima de qué se trata, pero sin agobiar ni exigirle nada, únicamente a modo de información y siempre con un tono adecuado y guardando los modales. La mayoría de las personas agradecen la comunicación física ya que es una forma más natural de acercarse al producto que están buscando, otorgándoles así un plus de confianza y cercanía.

La importancia de los folletos para empresas