martes. 27.02.2024

La gasolinera de Islares, en Cantabria, ha sido la primera de la Comunidad en descontar el 'céntimo sanitario' a sus clientes. Este surtidor, ubicado en la N-634, se ha visto obligado a adoptar la medida para poder competir con las estaciones de la vecina provincia de Vizcaya, en el País Vasco, donde no se aplica este impuesto.

La estación de Servicio Islares, que está junto al Hotel Arenillas, ha sido pionera en la zona en asumir el impuesto que grava la venta de carburantes con objeto de financiar la sanidad, el conocido como 'céntimo sanitario'.

Los gestores de esta gasolinera se han visto obligados a tomar esta medida para evitar la caída de la demanda por parte de los usuarios de la Autovía del Cantábrico (A-8) que, debido a la cercanía del País Vasco que no aplica el gravamen, decidieran repostar en Vizcaya.

Los responsables de la estación de servicio, de titularidad privada, tomaron esta decisión desde principios de junio, momento en el cual, el Gobierno regional comenzó a aplicar el gravamen.

Según indican en una nota, se da la circunstancia, además, de que Cantabria aplica "el tipo más alto permitido por el Estado" en este impuesto: 4,8 céntimos antes de IVA, 5,7 céntimos por litro en total, es decir, unas 9,5 pesetas/litro.

Esta situación ha llevado a otros empresarios de estaciones de servicio de la zona limítrofe con Vizcaya a tomar medidas similares. "El establecimiento de este impuesto no ayuda en este contexto de crisis económica y caída del consumo e incluso pone en peligro los puestos de trabajo. Nosotros, por ejemplo, damos un servicio personalizado, servimos el combustible al cliente y hemos tenido que prescindir de un empleado", señala Lourdes Echevarría, gerente de la gasolinera de este área de servicio de la A-8.

Añade que se da la "paradoja" de que el Ejecutivo autonómico esta devolviendo a los profesionales del transporte el dinero pagado en concepto de 'céntimo sanitario', con un tope de 50.000 litros/año en el caso de los camioneros y 5.000 litros/año en el caso de los taxistas.

Así, si un camionero reposta en esta gasolinera y es titular de la tarjeta de gasóleo profesional, obtiene por una parte la devolución del Gobierno de Cantabria y por la otra, el descuento de la gasolinera.

La gasolinera de Islares, primera en Cantabria en descontar el 'céntimo sanitario'