viernes. 14.06.2024

Al momento de hacer un curso de Auxiliar de Vuelo, debes considerar algunas cosas que puedes enfrentar en el camino de tu profesión, así que abróchate el cinturón que puedes sentir algo de turbulencia:

1. Vida
¡No tienes casa! Si bien es cierto que en algún sitio debes tener morada, lo cierto es que no tendrás un espacio fijo dentro de algún país y por ende, será probable que finalmente vayas a casa solo para disfrutar de una serie y de nuevo a las nubes. Pero no solo es la casa, sino las relaciones, por lo que más allá del equipo del vuelo, tanto tus amigos de infancia como tu relación de pareja, pueden quedar en un tercer o cuarto plano.

2. Trabajo
Trabajas muchísimo y en este caso, siempre muy despierto y alera, ya que en teoría serás el puente de comunicación entre el dueño del vuelo y los que quieren disfrutar del mismo, así que piénsalo un poco antes de llevar a cabo este paso.

3. Gasto
Uniformes, papeles, permisos, cursos… es un proceso largo que no siempre devuelve del todo la inversión y por ende, es probable que el gasto sea considerable en el proceso, así que es prudente que pienses bien lo que vas a decidir en torno a tu vida profesional.

4. Variantes
Esta carrera es muy enriquecedora pero también exigente y limitante, ya que sin estar en una ciudad/país con un turismo considerable, no habrá posibilidad de que tengas la preparación adecuada, así que debes conoce bien tu entorno y en base a este, decidir si para estudiar esta carrera, también debes mudarte de domicilio.

5. Idiomas
Si no eres bueno para los idiomas, mejor considera otra opción. Es algo fundamental dentro de la preparación y debes estar dispuesto a conseguir al menos, 3 o 4 idiomas entre los que el inglés y el español son obligatorios.

La emocionante vida de un auxiliar de vuelo