lunes. 05.12.2022

Dos hombres, a los que se les acusaba de defraudar más de 38 millones de pesetas a la Hacienda Pública, han sido absueltos por la sección primera de la Audiencia de Cantabria, por considerar que los informes que se realizaron para llegar a tal conclusión se basaron en documentos «sesgados». Los absueltos eran el administrador y socio de la sociedad Urbanización residencial Villasol S. L., Pedro José H. L. y Aurelio V. P. respectivamente, que construyó una urbanización en Castro Urdiales , que vendió a terceros.
Pedro José fue el administrador único hasta el 15 de diciembre de 1996 y Aurelio socio y el arquitecto que realizó el proyecto de construcción del residencial. En la misma sociedad trabajaba un empleado, que se enemistó con el arquitecto por considerar que le debía dinero y facilitó documentación a la Inspección de Hacienda para perjudicar a la sociedad.

A partir de esa documentación, «se inició una investigación que nació viciada pues el subinspector de Hacienda elaboró un informe añadiendo los datos de la denuncia», según la sentencia, «se llegó a conclusiones erróneas», como que las ventas a socios generaron unos ingresos declarados que resultaban inferiores al precio del mercado.

Extraído de: eldiariomontanes.es

La Audiencia ratifica la absolución por un fraude a Hacienda