sábado. 26.11.2022

Fieles a su cita del último jueves de cada mes, el pasado 25 de octubre de 2007, una nutrida representación de la Asociación de Mujeres Atalaya, se concentró en su lugar habitual de la Fuente de Los Leones, junto a su sede de los bajos del Paseo de La Barrera, en protesta por las 74 mujeres asesinadas por la violencia de género en lo que va de este año 2007. Un cuarto de hora de silencio total para, según Atalaya, “en primer lugar homenajear a esas mujeres que ya no pueden hablar y que cuando pudieron hacerlo no fueron escuchadas; en segundo lugar, seguir luchando en contra de esta masacre bestial, inconcebible en pleno siglo XXI, a la que ¡desde ya! debe ponerse remedio”, indicaron.

“Ni una víctima más”

En este sentido, la Asociación de Mujeres rogó que no haya ni una víctima más y que “no se repitan sentencias que van contra la más elemental regla del civismo, incluso contra la propia razón del ser humano”. Las componentes de la agrupación añadieron que seguirán en su quehacer diario en esta lucha y que “lo dejaremos traslucir mensualmente de cara al exterior”. La repulsa de las castreñas por las mujeres muertas este año a manos de sus parejas y ex parejas, se dejó ver en sus ojos, empañados por la impotencia de tener que acordarse de aquellas que ya no están.

Extraído de: elalerta.com

La asociación de mujeres 'Atalaya' se concentró de nuevo